Consultoras

Hacienda sanciona con 2,2 millones a McKinsey por una nueva infracción fiscal

Habría acreditado de manera incorrecta créditos tributarios en 2013

Hacienda sanciona con 2,2 millones a McKinsey por una nueva infracción fiscal
Getty

McKinsey & Company recupera la senda de los beneficios en España. Según las cuentas de 2019, recientemente depositadas en el Registro Mercantil, la consultora obtuvo un resultado de 4,2 millones de euros frente a las pérdidas de 2,1 millones registradas un año antes. Esto supone volver a las ganancias después de tres ejercicios consecutivos en números rojos (además de las citadas pérdidas de 2018, registró un resultado negativo de 9,1 millones en 2017 y de 7,9 millones en 2016).

Igualmente, la compañía disparó los ingresos un 26% hasta 226 millones de euros, lo que supone la mayor cifra de McKinsey obtenida en España, según los datos consultados a través de Insight View. El 63% de los ingresos procedieron del mercado doméstico y el 37% restante del exterior.

Por otro lado, dentro de las cuentas anuales se detalla que la McKinsey se encuentra en un nuevo litigio con Hacienda que se suma a los que tenía en ejercicios anteriores. En concreto, en 2019 la compañía recibió un expediente sancionador porque “habría acreditado improcedentemente créditos tributarios en la declaración del ejercicio 2013 correspondiente a la base imponible generada en 2008”. Según detallan los estados financieros, la consultora presentó alegaciones pero finalmente fue sancionada con 2,2 millones de euros. No obstante, McKinsey ha presentado una reclamación ante el Tribunal Económico Administrativo Central.

En el ejercicio anterior McKinsey ya abonó 1,9 millones de euros por impuestos de sociedades no pagados correspondientes a los ejercicios 2013, 2014 y 2015. Del mismo modo, en 2017 Hacienda reclamó a la compañía 9,8 millones de euros por cometer varias infracciones fiscales relacionadas también con el impuesto de sociedades y el impuesto sobre el valor añadido. Concretamente, 8,7 millones por impuestos no pagados y 1,2 millones en multas.

A cierre de 2019 McKinsey tiene abiertos a inspección los ejercicios que van desde 2014 a 2018. Sin embargo, la empresa señala en sus cuentas que “de acuerdo a la información disponible los asesores fiscales de la compañía y el administrador único estiman que el resultado será favorable”. Por ello, la empresa no ha realizado ninguna provisión, ni por las cantidades y abonadas, ni por los ejercicios abiertos a inspección.

Auditoría con salvedades

El informe de auditoría de 2019 incluye una opinión con salvedades debido a que McKinsey no ofrece el “desglose de las remuneraciones de cualquier clase devengadas en el ejercicio por el administrador único y por el personal de alta dirección”. Las auditorías de ejercicios anteriores (al menos desde 2011) reflejan una salvedad por el mismo motivo.

Normas
Entra en El País para participar