Economía reitera su oposición a limitar los alquileres y el pulso pasa a manos de Sánchez e Iglesias

Esta semana se retoman las negociaciones entre los dos socios de Gobierno, con posiciones aún muy alejadas

Economía reitera su oposición a limitar los alquileres y el pulso pasa a manos de Sánchez e Iglesias

La semana en la que se retoman las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos para consensuar el texto de la Ley de Vivienda empieza igual que terminó la anterior: con los socios de Gobierno en posiciones casi antagónicas. Este lunes, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha vuelto a mostrar públicamente su oposición a la limitación de los precios del alquiler, uno de los puntos más polémicos de las conversaciones. Al poco tiempo, la secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra, ha reclamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que haga entender a la vicepresidenta económica que la regulación de las rentas es un acuerdo de coalición.

Los mensajes de Calviño y Belarra ejemplifican a la perfección la posición de cada una de las dos formaciones, que han decidido trasladar a sus respetivos líderes el reto de tomar el pulso de las negociaciones. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se reunirán previsiblemente esta semana para intentar suavizar los desacuerdos que están desgastando la coalición, incluyendo todo lo que engloba a la vivienda.

"Simplificar los problemas complejos no nos ayuda a resolverlos", ha explicado Calviño en una entrevista de RTVE, en referencia a la dura negociación que está teniendo lugar entre los dos socios de Gobierno para pactar el borrador de la futura norma. Hay consenso en que se debe regular el mercado del alquiler para frenar subidas abusivas y evitar las rentas inasumibles, pero los socios chocan a la hora de elegir cuáles son las fórmulas a aplicar.

En relación a la posibilidad de establecer topes a los precios del alquiler, Calviño ha explicado que "es más concreto y eficaz decir que vamos a aumentar en 26.000 las viviendas del fondo social, trabajando con los bancos, la Sareb y con otro tipo de propietarios, que tratar de generar polémicas sobre cuestiones que son muy discutibles". Hay que asegurarse, ha insistido, de que las medidas elegidas sean "eficaces". Y en su opinión, pensar que una limitación de las rentas resuelve todos los problemas es "simplificar" el debate.

La posición de Calviño, que desde el primer momento se mostró contraria a este tipo de medidas, es de sobra conocida. Sin embargo, Belarra ha querido recordar que la regulación del precio del alquiler está en el acuerdo programático de Gobierno firmado a finales de 2019 entre PSOE y Unidas Podemos. "Sabemos que a Calviño no le gusta la regulación de precios del alquiler, pero está en el acuerdo de coalición que firmaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Los acuerdos se tienen que respetar y el presidente debe hacérselo entender a los ministros de su partido", ha apuntado en Twitter.

La formación que dirige Iglesias ha alertado en las últimas semanas que su socio de coalición no está llevando a la mesa de negociaciones ninguna propuesta relativa al control de precios, una medida que las dos fuerzas pactaron tanto en el acuerdo de legislatura como en la negociación para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.

Para Unidas Podemos, además del control de rentas, la futura ley debe movilizar vivienda vacía, prohibir los desahucios a familias vulnerables y obligar a los grandes tenedores a destinar parte de sus inmuebles al alquiler social. El PSOE, por su parte, se muestra partidario de aumentar el parque asequible, pero opta por otras fórmulas como los incentivos fiscales o la colaboración con empresas privadas del sector inmobiliario.

La semana pasada, un total de ocho fuerzas parlamentarias, incluyendo al socio minoritario del Gobierno, firmaron un manifiesto impulsado por sindicatos y decenas de organizaciones del ámbito civil en el que se pedía, entre otros puntos, limitar el precio máximo de los alquileres al 30% de los ingresos medios de cada zona. Desde Unidas Podemos, además, reiteraron que serán "fieles" al acuerdo de Gobierno, sugiriendo que la formación morada no apoyará la futura norma si en esta no se contempla la limitación de las rentas.

Normas
Entra en El País para participar