Banca

El cierre de oficinas y la caída de la retirada de efectivo provocan la desaparición de 1.000 cajeros en 2020

La retirada de efectivo cae un 31%, que es sustituido por el pago con tarjeta y el uso de TPV

Una persona pagando una compra online con su tarjeta
Una persona pagando una compra online con su tarjeta

Los cajeros automáticos tampoco son ya tan rentables para la banca como hace unos años, lo mismo que un elevado número de oficinas. La digitalización y el pago por móvil hacen estragos en los usos tradicionales. Solo hay que comprobar cómo se han desplomado las operaciones de retirada de efectivo en cajeros, que se hundieron en 2020 un 31,25% y su importe cayó un 18,36%, debido a los confinamientos por el coronavirus y la preferencia por el pago con tarjeta para reducir los contactos, según recoge la última estadística actualizada por el Banco de España, que también refleja la desaparición de más de 1.000 cajeros en el territorio nacional.

El número total de cajeros se sitúa en 49.481 a cierre de 2020, el número más bajo desde 2001, cuando existían en España 46.990. En total, la red de cajeros automáticos en España se ha reducido en 1.020 cajeros en 2020 (-2,02%). El cierre de oficinas y el hecho de que cada vez más la retirada de efectivo sea de mayor cuantía, como el más elevado pago con tarjetas, influye en la retirada de cajeros automáticos por parte de los españoles.

Las retiradas de efectivo, que en 2019 ya rompieron con cinco años de ascensos y cayeron un 2,8%, se redujeron un 31,25% en 2020, siendo más acusada la caída en el segundo trimestre del año, y de un año completo, aunque los descensos fueron notables en todos los trimestres. El segundo trimestre de 2020 coincide con el confinamiento de toda España consecuencia del estado de alarma por el coronavirus.

En cuanto al importe retirado, que disminuyó un 18,36% tras seis años de incrementos, también fue significativamente inferior todos los trimestres respecto al mismo periodo del año precedente, especialmente entre abril y junio (-35% interanual).

La red de terminales de puntos de venta (TPV) creció un 6,77%, hasta los 2,07 millones de dispositivos. La estadística del Banco de España recoge un incremento de los pagos con tarjeta en TPV del 4,4% en 2020, hasta 4.735 millones de operaciones, con aumentos todos los trimestres respecto al año precedente, a excepción del segundo, donde las operaciones cayeron un 16% frente a abril-junio de 2019.

En los últimos 20 años, el número de pagos con tarjeta ha crecido todos los ejercicios. Sin embargo, el importe total pagado con tarjeta cayó un 0,49% en 2020, hasta 160.551 millones de euros, después de siete años de subidas, a causa del hundimiento en un 17% en el segundo trimestre respecto al mismo periodo de 2019.

Normas
Entra en El País para participar