Industria farmacéutica

Grifols compra 25 centros en EE UU por 305 millones para reforzar la obtención de plasma

La operación se financiará con recursos propios sin emitir deuda

Prevé abrir hasta 20 centros en 2021

Centro de obtención de plasma de Grifols en EE UU.
Centro de obtención de plasma de Grifols en EE UU.

Grifols avanza en sus planes de reforzar la obtención de plasma, su materia prima, y así evitar una de las incertidumbres para la empresa abiertas por la pandemia de Covid-19. La multinacional catalana avanzó este lunes que ha adquirido 25 centros de donación en Estados Unidos a BPL Plasma por 370 millones de dólares (305 millones de euros). La transacción se financiará con recursos propios.

Adicionalmente, el laboratorio cotizado en el Ibex 25 avanzó que espera abrir en 2021 (de forma orgánica, sin adquirirlos a otras empresas), entre 15 y 20 nuevos centros adicionales este año.

Tras la adquisición a BPL, la red de Grifols estará integrada por 344 centros: 289 en EE UU y 55 en Europa, concretamente en Alemania, Austria y, desde hace poco, en Hungría.

De esta forma, el laboratorio busca reforzar la obtención de la materia prima que luego sirve para fabricar los derivados plasmáticos, su principal negocio. Y es que en las cuentas de 2020, la empresa ha visto cómo las restricciones por la pandemia (fundamentalmente en marzo, abril y mayo) tenían un impacto en sus ventas a partir del último trimestre.

Así lo reconocía la compañía en sus resultados presentados el viernes sobre la caída de ingresos de final de año: “Refleja el impacto de las menores donaciones de plasma obtenidas durante el segundo y el tercer trimestre de 2020 coincidiendo, principalmente, con los periodos más restrictivos de confinamiento y movilidad”.

La noticia de la adquisición fue bien recibida en la sesión bursátil, ya que las acciones de clase A se revalorizaron más de un 3%, frente al 5% de caída del viernes tras reconocer la empresa las menores ventas por falta de materia prima durante el confinamiento.

“Creemos que esta operación, que permitirá a la Grifols incrementar sus inventarios de plasma de forma inmediata debería ser un soporte para el valor, dado que mitiga la presión en el crecimiento orgánico para los próximos trimestres, principal incertidumbre en el valor y que justificó la lectura negativa en los resultados presentados la semana pasada”, explican desde Sabadell en un informe para analistas.

Más caros

Para este banco, la noticia es esperada, en la medida en que la compañía ya había anunciado que pretendía hacer crecer inorgánicamente el suministro de plasma para alcanzar su objetivo de incrementar un 30% en 2021 y, por tanto, la entidad financiera lo valora “positivamente porque el plasma de estos centros estaría ya disponible para Grifols (no hay contratos de suministro con terceros).

Sin embargo, la entidad financiera destaca que por el lado negativo, el precio pagado por cada centro (14,8 millones de dólares) está por encima de otras transacciones similares en EE UU, porque en agosto de 2018 desembolsó 12 millones por cada instalación a Biotest.

La transacción ha recibido ya las aprobaciones regulatorias necesarias y se financiará con recursos propios sin emitir deuda. Además, los 25 centros adquiridos a BPL cuentan con licencia de las agencias del medicamento de EE UU (FDA) y de Reino Unido (MHRA) y, según la empresa, aportarán un millón de litros de plasma al año.

Impacto de la pandemia en el suministro

En 2020, la multinacional comunicó el pasado viernes que el impacto de la pandemia alcanzó un impacto del 15% en el suministro, que proviene fundamentalmente de los centros de EE UU. "Se espera que los esfuerzos que está realizando la compañía se traduzcan en una continuada y progresiva recuperación de las donaciones de plasma", señaló la empresa, lo que “permitirá incrementar el crecimiento de ingresos”, a medida que aumente el suministro de la materia prima para la producción industrial.

Normas
Entra en El País para participar