Google y Apple trabajan para que sus asistentes ayuden a personas con dificultades en el habla

Google y Apple trabajan para que sus asistentes ayuden a personas con dificultades en el habla

Serán capaces de escuchar mejor en casos de imposibilidad.

Los asistentes virtuales y, sobre todo, sus encarnaciones físicas como son los altavoces inteligentes, teléfonos móviles, tablets, etc., son muy útiles pero tienen un problema de accesibilidad cuando se trata de que las personas con ciertas dificultades en el habla acaben por entenderse, tanto con Google como con Siri. Así que ambas compañías han pensado que es una buena medida trabajar en la dirección de facilitar el acceso a todos.

Y no solo nos referimos a personas que tienen dificultades en el habla, sino a aquellas que también las compaginan con problemas auditivos y otros trastornos que afectan de manera importante en su día a día. Es por eso que cualquier ayuda es poca en este sentido y los dos gigantes tecnológicos, cada uno por su lado, ya trabaja en solucionar estas carencias.

Reconocimiento más ajustado y efectivo

Según informa el Wall Street Journal, las dos compañías que dirigen los destinos de los sistemas operativos móviles más importantes están trabajando en la misma dirección, buscando la manera de que sus asistentes virtuales sean capaces de reconocer las órdenes que puedan recibir de personas con dificultades en el habla. Lo que les facilitaría el acceso a información y todo tipo de servicios.

Google Home.
Google Home.

Según la información, “para alguien que tiene parálisis cerebral y está en silla de ruedas, poder controlar su entorno con la voz podría ser muy útil”. Es por eso que Google está dirigiendo sus esfuerzos en recopilar datos de voz "atípicos" como parte del entrenamiento que quiere aplicar a todas sus herramientas y tecnologías de reconocimiento de voz. Algo que será determinante para que el asistente pueda, no solo escuchar, sino comprender mucho mejor qué debe hacer.

Apple, por su parte, está trabajando también en permitir que Siri sea capaz de detectar automáticamente cuando un usuario habla tartamudeando. Para eso, quiere perfeccionar una herramienta que ya puso en manos de los usuarios hace seis años, llamada "Hold to talk", y con la que es posible pedirle a Siri que nos escuche durante un periodo mayor de tiempo. Eso permitiría a esos usuarios con dificultades comunicarse con el asistente sin que este llegue a pensar que la persona ha dejado de hablar. Como en el caso de Google, los de Cupertino han creado un "banco de audios" con cerca de 28.000 archivos de "podcasts con tartamudeo" para ayudar a Siri a reconocer los patrones que se dan en este tipo de usuarios. Esperemos que estas novedades lleguen cuanto antes.

Normas
Entra en El País para participar