Covid-19

Febrero finaliza como el mes con más fallecidos por la pandemia desde abril

Sanidad ha notificado este viernes 397 decesos, de forma que se alcanza la cifra de 10.823 fallecidos

Febrero finaliza como el mes con más fallecidos por la pandemia desde abril

La tercera ola de la pandemia remite en toda España, pero las últimas semanas han recordado a la pasada primavera. Febrero -teniendo en cuenta que no se proporcionan datos los fines de semana- cierra como el mes con fallecidos por el Covid-19 desde abril, con un total de 10.823, frente a las 15.672 de entonces. Este viernes se han notificado 397 decesos, pero en las peores jornadas del mes llegaron a alcanzar los 766 fallecidos en 24 horas.

Con estos datos como telón de fondo, parece que la situación da signos de estar controlada por ahora, con los nuevos contagios bajando diariamente y con ello, la incidencia media acumulada en los últimos 14 días, que ya se sitúa por debajo de los 200 casos por cada 100.000 habitantes, en concreto, 193. 

El Ministerio de Sanidad ha registrado este viernes 8.341 nuevos contagios, 3.052 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. Estas cifras son inferiores a las del mismo día de la semana pasada, cuando se notificaron 11.435 positivos. La cifra total de contagios en España se eleva ya a 3.188.553 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. En las pasadas dos semanas se ha registrado un total de 91.189 positivos.

De los 3.052 positivos diagnosticados ayer, 204 se han producido en Andalucía, 204 en Aragón, 150 en Asturias, 34 en Baleares, 200 en Canarias, 44 en Cantabria, 29 en Castilla-La Mancha, 230 en Castilla y León, 101 en Cataluña, 14 en Ceuta, 181 en Comunidad Valenciana, 37 en Extremadura, 113 en Galicia, 1.077 en Madrid, 15 en Melilla, 45 en Murcia, 50 en Navarra, 308 en País Vasco y 16 en La Rioja.

En la última semana han fallecido 862 personas con diagnóstico de Covid-19 positivo confirmado en España: 185 en Andalucía, 49 en Aragón, 45 en Asturias, 10 en Baleares, 17 en Canarias, seis en Cantabria, 46 en Castilla-La Mancha, 64 en Castilla y León, 35 en Cataluña, cuatro en Ceuta, 135 en Comunidad Valenciana, 21 en Extremadura, 55 en Galicia, 119 en Madrid, cinco en Melilla, 30 en Murcia, siete en Navarra, 22 en País Vasco y siete en La Rioja.

Actualmente, hay 12.207 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España (12.831 ayer) y 3.021 en UCI (3.123 ayer). En las últimas 24 horas, se han producido 1.022 ingresos (1.053 ayer) y 1.461 altas (1.689 ayer). La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 9,67% (10,16% ayer) y en las UCI en el 28,77% (29,62% ayer).

Hasta 2.208 personas han precisado de hospitalización por coronavirus en la última semana (315.829 en lo que llevamos de pandemia): 393 en Andalucía, 144 en Aragón, 166 en Asturias, 35 en Baleares, 75 en Canarias, 80 en Cantabria, 30 en Castilla-La Mancha, 173 en Castilla y León, 197 en Cataluña, una en Ceuta, 187 en Comunidad Valenciana, 29 en Extremadura, 205 en Galicia, 303 en Madrid, 15 en Melilla, 77 en Murcia, 25 en Navarra, 56 en País Vasco y 17 en La Rioja.

Asimismo, se han registrado 200 ingresos en unidades de cuidados intensivos (UCI) en los últimos siete días (27.501 desde que el virus llegó a España): 32 en Andalucía, 16 en Aragón, 12 en Asturias, uno en Baleares, ocho en Canarias, 14 en Cantabria, siete en Castilla-La Mancha, 11 en Castilla y León, 10 en Cataluña, ninguno en Ceuta, 10 en Comunidad Valenciana, tres en Extremadura, 38 en Galicia, 23 en Madrid, uno en Melilla, dos en Murcia, cuatro en Navarra, seis en País Vasco y dos en La Rioja.

Desde el pasado 16 de febrero y hasta el 22 de febrero, las comunidades autónomas han realizado 911.627 pruebas diagnósticas, de las cuales 568.369 han sido PCR y 343.258 test de antígenos, con una tasa global por 100.000 habitantes de 1.938,55. La tasa total de positividad se sitúa en el 7,17%, frente al 7,33% de ayer.

Sanidad amplía los detalles del plan de vacunación

El Ministerio de Sanidad ha creado otros dos grupos prioritarios que seguirán a los actuales en el plan de vacunación -población general de 56 a 59 años y menores de 60 con patologías de riesgo alto, que concretará más adelante- y ha marcado las pautas con las que serán inmunizados los que han pasado la enfermedad.

La cuarta actualización de la Estrategia de Vacunación divide en cuatro a los que en algún momento se han contagiado: uno, los mayores de 55 que ya han recibido una primera dosis, a los que aconseja completar normalmente la pauta con la segunda, y aquellos en ese tramo de edad que se han infectado tras recibir el primer pinchazo, en cuyo caso se les administrará el segundo una vez recuperados y completado el aislamiento.

En cuanto a los menores de 55 años que han pasado la enfermedad, se ha determinado que recibirán una única dosis a los seis meses del diagnóstico positivo, y aquellos de este grupo de edad que se han infectado entre pautas, sí tendrían que recibir una segunda inyección a los seis meses.

Una decisión que la Comisión de Salud Pública justifica en que "la ran mayoría de las personas infectadas por SARS-CoV-2 producen anticuerpos neutralizantes y estimulan la inducción de respuesta de células T"; además, el número de casos con reinfección documentada "es muy bajo en los seis meses posteriores al diagnóstico de infección", pero aún no está claro en qué porcentaje y por cuánto tiempo están protegidos.

Tras recopilar toda la evidencia científica publicada hasta la fecha sobre este asunto, Sanidad, que desaconseja la realización de pruebas serológicas antes o después de la vacunación, matiza que estas recomendaciones "son provisionales y podrían modificarse más adelante en función de las nuevas evidencias".

La última actualización de la estrategia incluye también las últimas decisiones de la Comisión, que aún no había quedado reflejadas en ningún documento público, como es la creación de los grupos de 70 a 79 años y de 60 a 69, que serán inmunizados tras los mayores de 80.

Así, se sigue manteniendo la edad como el principal factor de riesgo de hospitalización y muerte por Covid, por lo que defiende que se vacune "cuanto antes a las personas de mayor edad que no están institucionalizadas".

Al nuevo grupo, personas de entre 56 y 59 años, a los que, como a los anteriores, se les reservará "en principio, vacunas de ARNm -Pfizer y Moderna por ahora-, aunque se valorará el uso de otras a medida que vayan autorizándose por la EMA o cuando se disponga de datos adicionales de las actuales".

Las mismas vacunas se destinarán al grupo de personas con condiciones de alto riesgo de entre 16-18 y 60 años, que empezarán a ser inmunizados una vez se haya completado la de los mayores de 60; no obstante, la estrategia no delimita aún cuáles son esas patologías, que "se describirán más adelante".

Normas
Entra en El País para participar