Seguridad Social

Las nuevas pensiones de jubilación de los asalariados rozan los 1.600 euros al mes de media

La nómina mensual para el pago de pensiones supera los 10.100 millones de euros tras incrementarse un 2,3% en el primer año completo con pandemia de Covid-19

Una madre y su hija charlan en la terraza de una residencia.
Una madre y su hija charlan en la terraza de una residencia.

La Seguridad Social pagó a principios de febrero 10.100,5 millones de euros al pago de más de diez millones de pensiones contributivas (aquellas a las que se tiene derecho tras haber cotizado al sistema). Esto supuso un nuevo récord de la nómina mensual de las pensiones, tras crecer un 2,3% en el primer año completo con pandemia mundial de Covid-19, según ha informado hoy
el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Este incremento se produce fundamentalmente por la actualización de la cuantía de las pensiones aprobada por el Gobierno (un 0,9%) y por el denominado efecto sustitución (las pensiones que entran al sistema son mayores que las que se dan de baja) y no tanto por el aumento del número de pensionistas que no se incrementó respecto a hace un año (en febrero se registraron 2.102 pensiones menos que en febrero de 2020).

De hecho el citado efecto sustitución se traduce en otro incremento de las nuevas pensiones de jubilación del Régimen General de asalariados que se han dado de alta, que ya rozan los 1.600 euros mensuales de media (en concreto, 1.583 euros) en enero, último mes del que se tiene este dato. Si se tienen en cuenta todas las nuevas jubilaciones --incluyendo las del Régimen de trabajadores autónomos que tiran a la baja de la media-- la prestación media se sitúa en 1.457 euros. Mientras que la pensión media de jubilación de todo el sistema, no solo de las nuevas, asciende a 1.184,26 euros, 

Por su parte, la pensión media del sistema, que tiene en cuenta las cuantías de todo tipo de prestaciones contributivas (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y en favor de familiares), aumentó casi un 2,3% interanual, hasta situarse a 1 de febrero en 1.029,9 euros mensuales.

El freno en el crecimiento del número de pensiones obedece fundamentalmente al impacto del Covid-19 que se ha traducido en una mayor mortalidad de los mayores y en retrasos en la gestión de las nuevas altas. Prueba de ello es que en enero (último dato disponibe) se registraron 56.316 altas de pensión y frente a 60.999 bajas.

 

Más de dos tercios de la nómina de las pensiones del presente mes de febrero se destinan al pago de las pensiones de jubilación (7.262,42 millones de euros, un 2,9% más que hace un año). La siguiente partida más abultada es la de las pensiones de viudedad (1.730,2 millones de euros, un 1,4% más que hace un año); seguidamente se sitúan las prestaciones por incapacidad permanente (941 millones de euros , -0,49% menos). El pago de las prestaciones de orfandad supuso 140,99 millones (un 1,3% más); y el de las prestaciones a favor de familiares, 25,84 millones de euros (un aumento del 2,4%).

La brecha entre la pensión media del sistema de los hombres (1.250,87 euros) y de las mujeres (826,41 euros)  es del 34%, inferiores las de estas últimas. Además, casi el 30% de las beneficiarias de una pensión cobra complemento a mínimos por no haber cotizado los suficiente para llegar a la pensión mínima legal, lo que supone el doble de los hombres que necesitan recibir esta ayuda complementaria (el 16,6% del total de los beneficiarios masculinos).



Normas
Entra en El País para participar