Covid-19

Reig Jofre prevé un salto de ventas en 2021 gracias a la fabricación de la vacuna de Janssen

Los ingresos del laboratorio alcanzan los 230 millones de euros en 2020, un 15% más

Reig Jofre prevé un salto de ventas en 2021 gracias a la fabricación de la vacuna de Janssen

Reig Jofre espera un año de crecimiento en 2021 gracias al acuerdo de fabricación de la vacuna frente al Covid-19 de Janssen (grupo Johnson & Johnson). El laboratorio catalán elaborará este producto, que puede aprobarse en breve en Europa, en su nueva planta de Sant Joan Despí (Barcelona).

"Tras el cierre del año 2020 con un crecimiento de ventas del 15%, esperamos que los aumentos de capacidad previstos en 2021 puedan aportar un crecimiento adicional relevante en la cifra de negocios. El desarrollo de la demanda internacional de nuestros productos y la potencial fabricación del candidato a vacuna contra el Covid-19 de Janssen Pharmaceuticals serán las palancas de clave de la evolución de los ingresos en 2021", señala la empresa en un documento para inversores remitido este viernes a la CNMV.

La compañía informó en diciembre que la nueva planta donde fabricará la vacuna de Johnson & Johnson se prevé inaugurar en este primer trimestre, en fechas similares a cuando la compañía estadounidense baraja la aprobación de su alternativa. De hecho, EE UU podría aprobarla este viernes y Europa valora autorizarla a mediados de marzo.

Se trata del único producto monodosis frente al SARS-CoV-2 y la empresa estadounidense se propone fabricar 1.000 millones de dosis este año. Reig Jofre no ha comunicado cuál es su rol en esta fabricación, ni a qué mercados irán destinados los viales que salgan de Sant Joan Despí.

Reig Jofre es uno de los cuatro laboratorios españoles involucrados en la fabricación de la vacuna frente al coronavirus. Rovi produce para Moderna; Biofabri (grupo Zendal) fabrica el antígeno para la versión todavía experimental de Novavax, e Insud lo hace para AstraZeneca.

En el documento remitido a la CNMV, la empresa informa que los ingresos de  2020 alcanzan los 230 millones de euros, un 15% por encima de 2019. La integración de la nueva cartera de producto osteoarticular, adquirida en julio de 2019, el crecimiento internacional y la venta de medicamentos esenciales compensan la pérdida de ingresos en otros productos consecuencia de la pandemia, según el laboratorio familiar. "En un año en que se han afrontado numerosas incertidumbres valoramos muy positivamente el crecimiento", indica la empresa en un comunicado.

A su vez, la compañía señala que el incremento de las ventas y el control de gastos de explotación permiten mejorar el resultado consolidado un 15%, alcanzando los 5,7 millones.

La división de farmacia del laboratorio (48% de las ventas) logra un crecimiento del 12% gracias a la fabricación de medicamentos esenciales vinculados a la crisis del Covid-19, principalmente sedantes, analgésicos y relajantes musculares, según la empresa, "y a la buena evolución de las ventas a nivel internacional. Algunas gamas de antibióticos orales han retrocedido, al producirse menos infecciones por las medidas de distanciamiento".

Normas
Entra en El País para participar