Energía

Q-Energy se alía con CDPQ para comprar 350 MW a Brookfield

Ultiman la adquisición de las termosolares de Saeta Yield

José Luis Martinez Dalmau, presidente de Saeta Yield, el día de la salida a Bolsa de la firma, el 18 de febrero de 2015.
José Luis Martinez Dalmau, presidente de Saeta Yield, el día de la salida a Bolsa de la firma, el 18 de febrero de 2015.

Q Energy ultima la compra de las plantas termosolares de Brookfield en España. Para ello el fondo español especializado en renovables se ha aliado con el fondo canadiense CDPQ, según fuentes financieras. Se trata de siete plantas termosolares, tasadas en 600 millones de euros, más 1.400 millones en deuda, y con una capacidad de 350 megavatios.

Brookfield apostó fuerte por las renovables españolas en 2017, cuando lanzó una opa por Saeta Yield, la antigua yieldco de ACS. En 2019 adquirió el 50% de X-Elio a los Riberas y KKR, que controla el otro 50%.

En este 2021, el gigante canadiense de las infraestructuras ha decidido rotar sus activos en España. Contrató a Bank of America y a Santander para vender una parte de los activos que adquirió en la opa de Saeta Yield. Son 350 megavatios dedicados a la energía termosolar, correspondientes a las cinco plantas que Brookfield adquirió en la opa de Saeta más otras dos que adquirió en febrero del año pasado por 116 millones y unos 100 mgavatios de capacidad. Ahora tratará de sacar lustre a estos activos gracias al boom inversor por la energía renovable que vive el mercado español.

La oferta con más papeletas para hacerse con estos activos es la presentada por Q-Energy. Lo hace en alianza con el fondo canadiense CDPQ. Entre ambos valoran la compañía en cuanto a enterprise value (capital más deuda) en unos 2.000 millones de euros.

Q-Energy ya vendió a CDPQ una cartera de 73 plantas fotovoltaicas con 216 megavatios de capacidad, por los que abonó más de 1.000 millones. Entonces acordaron que Q-Energy mantendría la gestión de los activos aunque transfirió al inversor el 100% de la propiedad.

El equipo de Q-Energy gestiona ya más de 150 plantas de energía renovable en España, Italia y Alemania con una potencia total superior a 1.300 megavatios, lo que ha supuesto una inversión de 6.000 millones de euros desde 2007. CDPQ, por su parte, entró con esta operación en el mercado español. Y su aspiración es crecer en España a través de esta plataforma.

Q-Energy ya estuvo a punto de ser la ganadora de la operación de energía renovable más importante del mercado español de 2020. Se trata de la venta de T-Solar, el antiguo negocio de renovables de Isolux Corsán. Finalmente se hizo con estos activos Cubico, que se impuso no solo a Q-Energy, sino también a China Three Gorges.

Tras haber refinanciado los 380 millones de deuda de Saeta Yield el año pasado, Brookfield se agarra a la nueva normativa de energías renovables para exprimir estos activos de cara a su venta. El Gobierno garantiza una rentabilidad del 7,09%. Los activos que retendrá Brookfield en España, tanto los eólicos (con presencia en España, Portugal y Uruguay) como los fotovoltaicos, tienen una rentabilidad del 7,39%.

Estos dos últimos negocios es donde pretende centrarse Brookfield en España, dejando de lado la parta termosolar. Y son precisamente los que abarca X Elio, su última apuesta en el mercado español. Esta compañía se acaba de adjudicar 315 megavatios en energía solar fotovoltaica.

Un mercado en ebullición

  • Renovables. El mercado español de renovables vive un momento sin igual. Además de la venta de la cartera termosolar de Saeta Yield, Bankinter y Plenium ultiman la venta de la plataforma Helia, con la propia Q- Energy, CDPQ, Eolia, China Three Gorges, la eléctrica pública de Shanghái y la Sociedad Estatal de Inversiones en Energía (SPIC, por sus siglas en inglés). Todo esto, combinado con una verdadera avalancha de salidas a Bolsa. Acciona y Repsol trabajan para sacar al parqué sus filiales de renovables, así como OPDE, Capital Energy y Factor Energía.
Normas
Entra en El País para participar