Finanzas

Kutxabank gana un 48,8 % menos con provisiones de 346 millones

Beneficio neto de 180,3 millones y adelanto de otra cobertura de 111 millones

Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.
Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.

Kutxabank ganó 180,3 millones netos en 2020, un 48,8 % menos, tras realizar unas provisiones de 346 millones, una cobertura superior en 214 millones a la de 2019. El blindaje del balance no acaba ahí, tras deducir del capital otros 111 millones por la normativa del Banco Central Europeo (BCE), que obliga a una cobertura del 100 % de los activos dudosos durante el periodo 2020-2026.

De esta manera, la entidad vasca se adelanta en el sector al cumplimiento marcado por el regulador comunitario. Esos 111 millones, que llevan la provisión total del ejercicio anterior a los 457 millones, no van con cargo al resultado de 2020 y elevan la tasa de cobertura de dudosos al 77,9 %. La ratio de morosidad del grupo se situó en el 2,32 %. Con estos datos, el coeficiente de solvencia Core Tier 1 del banco se eleva al 17,8 %, liderando el sector por sexto año consecutivo.

Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank, ha señalado que 2020 ha sido “extremadamente complejo, un auténtico test de resistencia que hemos superado con solidez, dejando patente una vez más la fortaleza y escalabilidad del modelo de negocio” de la corporación con sede en Bilbao.

En el año de la pandemia, sus ingresos bancarios recurrentes se han mantenido estables, al repetir un volumen de casi 1.077 millones. El leve retroceso del margen de intereses, un 0,4 % menos hasta 566,4 millones, ha sido compensado en gran parte por el similar incremento de los ingresos por comisiones y por el negocio de seguros. También han crecido 0,4 % y han alcanzado los 510,5 millones.

Destaca la subida del 7,4 % de la actividad aseguradora, que aporta unos ingresos de 122,6 millones. Javier García Lurueña, consejero delegado de Kutxabank, ha destacado la buena evolución del negocio hipotecario y la mayor captación de recursos en fondos de inversiones y planes de pensiones.

El crecimiento en fondos fue del 124 % en suscripciones netas, que totalizaron 1.553 millones, situándose como el sexto gestor del país. En productos de previsión ocupa el cuarto puesto del sector, al contar con un patrimonio de 10.000 millones. Y firmó nuevos préstamos para la compra de viviendas por 3.535 millones, un 9,7 % más. Un volumen que supera los objetivos que el banco se marcó para todo 2020 antes de que la Covid-19 hiciera su aparición en el mundo. Su cuota en hipotecarios es del 10 %.

La crisis sí se ha notado en los préstamos al consumo, que cayeron un 14,9 %, hasta 454 millones. La cartera de participadas redujo un 1,3 % su aportación, vía dividendos y contribución de empresas asociadas, hasta 64,9 millones.

El resultado por operaciones financieras fue de 800.000 euros, más otros 61,5 millones como compensación por la cesión del negocio de depositaría. Todo ello llevó al margen bruto a un crecimiento del 10,8 %, por encima de los 1.200 millones.

El recorte del 3,7 % en los gastos de administración, hasta los 578 millones, y un aumento de las amortizaciones del 3,3 %, reportó un crecimiento del margen de explotación del 32,2 %, tras superar los 564 millones.

Normas
Entra en El País para participar