Infraestructuras

Ferrovial salva el dividendo pese a los 410 millones en rojo por la crisis en los aeropuertos

Estima que el pago a los accionistas será de 0,51 euros por título en efectivo o acciones, hasta un máximo de 377 millones

Dos viajeros, el pasado 13 de febrero, en la zona de llegadas del aeropuerto de Londres-Heathrow.
Dos viajeros, el pasado 13 de febrero, en la zona de llegadas del aeropuerto de Londres-Heathrow.

Las restricciones a la movilidad para frenar la pandemia han tumbado los resultados de Ferrovial, que pierde 410 millones al cierre de 2020. Una cifra que compara con los 268 millones obtenidos en 2019. La compañía, eso sí, ha conseguido reanimar su ebitda: pasa de los 121 millones de 2019 a la actual cifra de 409 millones de euros, lo que implica un alza del 238%.

Los negocios de construcción están capeando la crisis y los ingresos globales del grupo mejoraron un 4,7%, marcando 6.341 millones. Con todo, el impacto del resultado por puesta en equivalencia es de 447 millones negativos en el área de Aeropuertos, donde el activo clave es el londinense Heathrow. Ferrovial también carga con una provisión de 22 millones por su plan de reestructuración e impactos adversos como el fallo adverso en los tribunales por la concesionaria Autema.

El grupo ha realizado desinversiones por 500 millones y declara una liquidez récord de 7.964 millones. Su caja neta excluidos los proyectos de infraestructuras roza los 2.000 millones. Ferrovial viene de repatriar 458 millones en dividendos de la autopista canadiense 407 ETR (160 millones de euros en función de su participación frente a 309 millones en 20189), el aeropuerto de Heathrow (29 millones de euros en comparación con los 145 de un año atrás), y las autopistas texanas LBJ (109 millones de euros) y NTE (25 millones en comparación con los 166 de 2019).

Sin embargo, en plena crisis del coronavirus reforzó su liquidez con la emisión de 780 millones en bonos corporativos a seis años y otros 500 millones de euros a ocho años. También dispuso de 274 millones en líneas de crédito renovables sindicadas. Ya dentro del dentro del Pandemic Emergency Purchase Program del Banco Central Europeo, realizó dos emisiones de pagarés, por 575 y 516 millones, respectivamente, a tipos negativos.

La empresa también ha revisado su presupuesto de gastos e inversiones, aplazando las no esenciales. La implantación de un nuevo modelo operativo facilitará una reducción de costes de 50 millones anuales a partir de este 2021 (26 millones ya en 2020). Entre los efectos de la crisis sanitaria figuran gastos excepcionales en Heathrow por casi 100 millones de libras; 49 millones de efecto adverso en el ebit del negocio de construcción, y de 102 millones en el ebitda de Servicios.

Dividendo a la vista

Pese al resultado adverso, el consejo de administración vuelve a salvar el dividendo. Esta tarde se ha convocado junta de accionistas para los días 8 y 9 de abril, en primera y segunda convocatoria, respectivamente, a la que irá un dividendo flexible en volúmenes similares a los de los siete últimos años. La empresa piensa en dos aumentos de capital liberados. Y tomando como referencia el precio medio de la cotización de Ferrovial entre el 2 y el 5 de febrero, sería equivalente al pago de un dividendo aproximado de 0,51 euros por acción.

El grupo eleva su ebitda a 409 millones, frente a los 121 millones en 2019

Otro de los puntos en el orden del día será el de la amortización de la autocartera y las acciones propias que se adquieran a través de un programa de recompra aprobado por el consejo (hasta un máximo de 22 millones de acciones o con una inversión máxima de 320 millones de euros).

Por último, se propone aprobar, con carácter consultivo, el plan de reducción de emisiones de efecto invernadero y encomendar al consejo que someta a votación consultiva de la junta, a partir de 2022, un informe sobre la estrategia climática de Ferrovial.

Evolución de las actividades

El negocio de Construcción creció en ventas un 11,4% en términos comparables, hasta los 5.862 millones (87% en el exterior). Ayudaron los proyectos en Estados Unidos, donde Webber mejoró sus ingresos un 29% en términos comparables, y la evolución de la polaca Budimex.

En el área de autopistas los ingresos bajaron un 19% respecto a 2019 también en términos comparables. La suma es de 405 millones, en un 74,4% cosechada en EE UU. El ebitda de la división bajó un 23%, hasta los 251 millones.

En Aeropuertos la reducción de los tráficos de Heathrow supuso una rebaja de sus ingresos del 61,7% y de su ebitda ajustado en un 85,9%. Los aeropuertos regionales agrupados en AGS también han notado las restricciones en la movilidad y reducen sus ventas en un 67% y el ebitda en un 126%.

Ferrovial mantiene abierta la venta del área de Servicios, donde ya culminó el traspaso de la australiana Broadspectrum el pasado mes de julio a Ventia (465 millones de dólares australianos). El área ingresó 5.081 millones de euros, y su ebitda fue de 186 millones.

La cartera, sumando Construcción y Servicios, se eleva a 23.156 millones de euros.

Evolución de tráficos durante la pandemia

Los tráficos de la autopista canadiense 407 ETR se han visto mermados en un 45,3% como consecuencia de las distintas restricciones impuestas en Ontario. Por su parte, en las autopistas texanas NTE, LBJ y NTE 35W, con un mayor tráfico de vehículos, se redujeron un 26,1%, un 37,6% y un 14,3%, respectivamente.

En Aeropuertos, Heathrow transportó 22,1 millones de pasajeros en 2020, un 72,7% menos, lo que se tradujo en unas ventas de 1.175 millones de libras y un ebitda ajustado de 270 millones de libras.

Ferrovial ha resaltado esta tarde que la rápida respuesta a la crisis, con la reestructuración de la organización, la renegociación de contratos o la eliminación de costes no esenciales, permite al aeropuerto londinense conservar un colchón de liquidez con la que atender “todas las obligaciones de pago futuras al menos hasta marzo de 2022 en un improbable escenario sin ingresos, o hasta 2023 aplicando las previsiones de tráfico de HAH”.

Normas
Entra en El País para participar