Inmobiliario

Realia hunde su beneficio un 95% por la depreciación de activos por el Covid

El negocio promotor alcanza los 22,99 millones y mejora un 86,9% en un año

Carlos Slim, el pasado 23 de febrero.
Carlos Slim, el pasado 23 de febrero.

Realia prácticamente redujo drásticamente su beneficio debido a la pandemia de Covid y la consecuente reducción del valor de parte de sus activos, lo que tuvo un efecto contable en sus resultados de 2020, según informó este miércoles la compañía a la CNMV. El beneficio neto de la inmobiliaria controlada por el magnate mexicano Carlos Slim cae un 95,3%, hasta los 2,11 millones de euros.

Sin embargo, la compañía mejora sus ingresos gracias al negocio promotor, ya que la compañía recientemente relanzó esta pata de construcción residencial. Obtuvo una cifra de negocio de 104,3 millones, lo que supone un 7,5% más. Así, en el área de promociones, las ventas alcanzan los 22,99 millones, 86,9% más.

En el área patrimonial (edificios para alquiler, fundamentalmente oficinas y centros comerciales), el negocio cae un 4,1%, hasta los 79,02 millones. La caída obedece principalmente a las medidas comerciales de apoyo a sus arrendatarios, según la empresa, para mitigar los efectos derivados de la crisis sanitaria generada por el Covid-19. Estas medidas han supuesto un impacto por bonificaciones de rentas de 3,4 millones.

El impacto por valoración de los activos patrimoniales (NIC 40) recogido en los estados financieros a diciembre de 2020, según la valoración realizada por expertos independientes a 31 de diciembre 2020,supuso para la inmobiliaria un impacto negativo de 24,63 millones, frente a los 30,77 millones positivos de 2019. "Este cambio de tendencia se debe al impacto por el deterioro de la situación económica generado por el Covid-19, tanto en las expectativas de futuras rentas como en yields", reconoce la empresa en su presentación a la CNMV. En total, el deterioro de su cartera llega a los 55,40 millones.

Las propiedades inmobiliarias del Grupo Realia alcanzaron a cierre de ejercicio un valor de 1.907,9 millones (-1,4%), según la tasación realizada por CBRE bajo la metodología internacional RICS.

La inmobiliaria destaca que durante el ejercicio, se ha iniciado la explotación de un activo destinado a la actividad de construir para alquilar, valorado en 16 millones. La empresa continuará con el desarrollo de dos nuevos proyectos para la construcción de 195 viviendas con protección pública destinadas al alquiler en el término municipal de Tres Cantos (Madrid), y que se espera puedan iniciar la construcción en los próximos meses, con una inversión total de 39,9 millones.

Para 2021, vaticina un "endurecimiento, hasta casi la desaparición de la financiación para el promotor, con una mayor exigencia de viabilidad económica y comercial de las nuevas promociones, así como de la solidez financiera del promotor".

Por negocios, las rentas por alquileres de los activos patrimoniales ascienden a 60,83 millones, con un descenso del 2,2%, que se justifica mayoritariamente por las medidas comerciales de apoyo concedidas por el grupo a sus arrendatarios, según la compañía.

Normas
Entra en El País para participar