Infraestructuras

Lucena apela al tamaño de los grandes inquilinos de Aena para que paguen la renta sin batalla judicial

La propuesta de rebaja del operador ha sido aceptada por el 57% de los clientes, pero los grandes se resisten

El presidente de Aena, Maurici Lucena.
El presidente de Aena, Maurici Lucena.

Aena no teme un gran deterioro de su negocio comercial, basado en el alquiler de superficies comerciales en las terminales, una vez que pase la pandemia. El presidente de la compañía pública, Maurici Lucena, ha explicado esta mañana en rueda de prensa que la actividad turística y la confianza en viajar tardarán algo en volver a los niveles de 2019, pero confía en la calidad de unos activos aeroportuarios que no han merecido deterioro contable en el complicado 2020. 

"Tengo la intuición de que ningún cliente se va a marchar. Pero si eso ocurre, tendríamos muchos candidatos para la sustitución. Los test de deterioro confirman que nuestros aeropuertos captarán mucho tráfico en el futuro y seguirán siendo destinos muy atractivos para los arrendatarios comerciales". Con toda cautela, el presidente de Aena ha señalado ante los medios que la esperada bajada de los contagios, por el cruce de los inmunizados que han pasado la Covid-19 y los que se blindan ante la enfermedad con la vacuna, favorezca cierta recuperación del tráfico durante el segundo semestre.

La actividad comercial de Aena ha obtenido un impacto del 16,4% en ingresos a lo largo de 2020, bajando a 1.046 millones. Pero esa cifra está condicionada al cobro de las facturas del alquiler del año pasado, recientemente enviadas a los operadores comerciales. De hecho, Aena se ha apuntado una partida de 635 millones de euros en concepto de Rentas Mínimas Garantizadas Anuales (RMGA). Estas derivan de los contratos con los inquilinos y el propio derecho de cobro obliga a que la cifra sea contemplada en el balance, tal y como ordena la NIIF 16.

Aena ha desvelado que un 56,2% de los clientes comerciales, titulares de 72 contratos y con un peso del 13,2% sobre la RMGA, se han adherido a la propuesta de rebaja realizada para mitigar el impacto de la Covid-19. Sin embargo, restan los de mayor peso. Durante las negociaciones para el reequilibrio de los contratos concesionales de comerciantes, restauradores, entidades financieras y demás negocios instalados en las terminales españolas, muchos de estos han reclamado una rebaja en la renta comparable a la caída del tráfico aéreo.

Maurici Lucena ha aprovechado la rueda de prensa para pedir que se evite una batalla en los tribunales. Asegura que estos grandes operadores de tiendas tienen accionistas de fuerte solvencia y capacidad financiera como para cumplir con lo firmado: "No deberían tener problema, tienen recursos suficientes para afrontar las obligaciones contractuales". El ejecutivo ha recordado la reciente entrada de nuevos accionistas de talla mundial o incluso operaciones de adquisición entre algunos de ellos durante el año de pandemia.

Lucena también ha afirmado que las empresas tienen hasta el 6 de marzo para adherirse a la oferta de descuento, mientras algunos de los 123 arrendatarios han tomado la vía judicial. Hasta ahora seis sentencias que dan la razón a Aena y niegan la paralización cautelar del cobro del alquiler; dos dan la razón a los arrendatarios, y tres están pendientes de vista.

Impacto en la caja de 2021

De los 635 millones en RGMA, 198 millones derivan del primer estado de alarma (del 15 de marzo al 20 de junio de 2020), para el que Aena ha propuesto una exención del 100% a sus inquilinos en la RMGA.

Sobre el cobro de los alquileres, Aena mantiene el citado pulso con sus mayores inquilinos. De los cinco principales, entre los que se encuentran Dufry, Áreas y SSP, dependen el 90% de los ingresos comerciales del gestor aeroportuario.

Ante el evento inesperado de la pandemia, Aena ofertó el cdescuento del 100% durante los meses del primer estado de alarma y del 50% desde el 21 de ese mes de junio hasta el 8 de septiembre de este año. Una oferta a la que se suma el descuento del 100% a los comerciantes afectados por el cierre completo de terminales.

El presidente Lucena ha defendido esta mañana que con esta ayuda la empresa va más allá de lo que marca el Real Decreto Ley de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio (RDL 35/2020), y completa medidas de ahorro de 800 millones para sus inquilinos entre 2020 y 2021 sobre la renta mínima que deberían haber pagado en circunstancias normales.

De ser aceptada la propuesta de rebaja por todos los operadores comerciales, el importe de las RMGA pendientes facturadas en las actividades afectadas pasaría de los 620,3 millones de euros actuales a 179,5 millones de euros. El impacto en caja se reflejaría en 2021. A nivel de ingresos, la diferencia entre ambas cantidades (440,7 millones de euros) se ajustaría como un menor ingreso de manera lineal desde la fecha de los acuerdos y durante la duración de cada uno de los contratos afectados, según ha explicado Aena ante la CNMV.

Normas
Entra en El País para participar