Enrique Loewe defiende la artesanía como motor del lujo

El experto ha ofrecido una ponencia en el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid

loewe
El fundador de la Fundación Loewe, Enrique Loewe, y la actual presidenta, Sheila Loewe, durante la XXXI edición del Premio de Poesía Loewe. GETTY IMAGES

Para que el saber hacer de los artesanos perdure en el tiempo, “hay que traducir y transmitir esos valores que decimos que tiene en la conciencia y la capacidad de los jóvenes que están desarrollando oficios”. Las palabras las pronunció este martes el fundador de la Fundación Loewe y bisnieto del fundador de la marca, Enrique Loewe, que ofreció una clase magistral en el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid (CSDMM) de la Universidad Politécnica de Madrid, de la mano del sociólogo especializado en moda y profesor del centro Pedro Mansilla.

Según Loewe, el verdadero lujo son las cosas bien hechas, lo que se consigue gracias al trabajo de las manos de los profesionales. De todo ello iba la ponencia, retransmitida de manera virtual, titulada Innovación y Diseño, Patrimonio del futuro, artesanía en el siglo XXI, enmarcada en el ciclo de conferencias #MasterTalks, que organiza el CSDMM junto con el programa Madrid Capital de Moda del Ayuntamiento de Madrid y el Grupo Tendam.

También el moderador de la mesa redonda, Manuel Blanco, del CSDMM, alabó el papel de los oficios y de la marca de origen español. "El lujo tiene que ser entendido como artesanía y nadie ha tenido esto tan claro y tan bien enmarcado como Loewe", apuntó el académico, quien también destacó la actividad cultural de la Fundación y la visión de que se debían conservar los archivos de la marca en un museo.

El profesor del CSDMM y sociólogo especializado en moda Pedro Mansilla.
El profesor del CSDMM y sociólogo especializado en moda Pedro Mansilla. GETTY IMAGES

Por su parte, Mansilla insistió en que esta industria puede ser también uno de los pilares de la recuperación tras la pandemia: “El destino de Europa depende de que vuelva a ser productor de artesanía a nivel mundial. En la división social del trabajo que se avecina, los aviones los seguirá haciendo EE UU, la agricultura la harán Oriente y África y la tecnología se creará en Corea”.

Por tanto, prosiguió, "en Europa cada vez hay más hueco para que los visitantes descubran que solo aquí pueden comprar eso que no es posible encontrar en ninguna otra parte del mundo”.

Normas
Entra en El País para participar