Energía

El mercado brasileño se tambalea tras la destitución del presidente de Petrobras

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro

Las acciones de Petrobras en la Bolsa de São Paulo retrocedían más de un 19% en la sesión de este lunes después de que el viernes el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sustituyera al presidente de la compañía, Roberto Castello Blanco, por el general del ejército Joaquim Silva e Luna, tras las críticas del mandatario del país a la gestión empresarial de la petrolera.

En concreto, los valores de la petrolera en el índice Bovespa cotizaban a 21,91 reales brasileños (3,29 euros), frente a los 27,1 reales (4,08 euros) del último cierre.

Con estos valores, Petrobras lideraba las pérdidas de la Bolsa paulista, que caía más de un 4%. Asimismo, las últimas noticias sobre la petrolera han teñido de rojo los valores de otras estatales como Banco do Brasil (-11,1%) o la eléctrica Eletrobras (-3,8%), que está en la lista de futuras privatizaciones del Ejecutivo de Bolsonaro.

El anuncio del relevo del presidente de la petrolera se produjo después de que Bolsonaro criticara el alza de los precios del combustible y la gestión de Castello Branco, quien asumió el cargo en 2018, e incluso avanzara que "algo" iba a pasar en Petrobras "en los próximos días".

Antes de la apertura de los mercados, las acciones de la compañía negociadas en la sesión del 'premarket' de la Bolsa de Nueva York (NYSE) retrocedían un 16,82%, hasta los 8,41 dólares (6,92 euros).

En este contexto, el presidente brasileño anunció que eliminaría los impuestos federales sobre el diésel durante dos meses, con el objetivo de suprimir dichos impuestos de manera definitiva, de cara a contrarrestar los aumentos de precios en los combustibles.

"No puedo interferir, aunque algo va a pasar en Petrobras en los próximos días, hay que cambiar, algo va a pasar", aventuró Bolsonaro el jueves.

Este lunes, Bolsonaro ha justificado su reciente decisión de cambiar la jefatura de la compañía en que la actual gestión estaría velando solo por los intereses de "algunos grupos" financieros del país.

"Es una señal que algunos en el mercado financiero están muy contentos con el sesgo político de Petrobras, al servicio de algunos grupos en Brasil", ha señalado Bolsonaro, quien no ha escatimado en críticas hacia el anterior presidente de la petrolera, Roberto Castello Branco.

Normas
Entra en El País para participar