Inmobiliario

Metrovacesa multiplica sus pérdidas por el deterioro del valor del suelo

La inmobiliaria de Santander mejora el negocio de promoción residencial y prevé construir entre 1.300 y 1.700 viviendas en 2021

Retomará el dividendo en el segundo trimestre y será superior a 0,26 euros por acción

Recreación de un residencial de Metrovacesa en Sevilla.
Recreación de un residencial de Metrovacesa en Sevilla.

El principal negocio de Metrovacesa, la promoción residencial, comenzó el pasado año a consolidarse en esta nueva etapa de crecimiento de la centenaria inmobiliaria madrileña. Pero no fue suficiente para dar beneficios en un entorno de pandemia y por el todavía pequeño número de viviendas que construye.

La inmobiliaria cotizada, participada mayoritariamente por Santander, multiplica por 36 veces sus números rojos, que alcanzan los 163,5 millones de euros de pérdidas, frente a los 4,5 millones del año anterior, según se desprende de los resultados remitidos por la empresa este martes a la CNMV. El lastre principal proviene del deterioro 135 millones que aplica tras la valoración de activos a cierre de ejercicio. "Es preciso tener en cuenta el impacto del Covid-19 en la valoración de la cartera de suelo en el actual contexto de incertidumbre", justifica la empresa en un comunicado. El valor bruto de los activos (GAV) alcanzó los 2.679 millones, una cartera de la que el 83% es suelo finalista.

En ingresos, la promotora también se deja un 17%, hasta los 146 millones, fundamentalmente porque reduce las ventas de suelo, una fórmula que en 2019 le había hecho engordar la caja. Si en 2019 vendió parcelas por 106,9 millones, en 2020 únicamente traspasa terrenos por 15,8 millones. Sin embargo, es positivo para la empresa que haya más que duplicado sus ingresos por promoción residencial, que alcanzan los 146,1 millones.

Metrovacesa cierra 2020 con una venta todavía limitada de viviendas, únicamente de 601 casas. Santander y su socio minoritario BBVA llevaron de nuevo a Bolsa en 2018 a esta centenaria promotora con un pujante plan de negocio que debía comenzar desde cero y con una gigantesca cartera de suelo de 2.600 millones. Pero el arranque en estos dos años ha sido lento, tal como ha sucedido a otras empresas del sector.

En cualquier caso, los planes esgrimidos para los inversores en la salida a Bolsa de hace tres años quedan ya muy lejos. En ese esquema, Metrovacesa aseguraba que en 2020 habría entregado 3.500 viviendas, casi seis veces más de las que realmente ha entregado.

Metrovacesa reconoce en su informe que el inicio de 2020 fue mala debido a la pandemia y el confinamiento, provocando un "impacto negativo en preventas y cancelaciones". Igualmente desvela que los inicios de obras de construcción caen un 30%, "por mayor cautela por parte de bancos y promotoras".

Previsiones

Para 2021, sin embargo, la compañía prevé dar un salto, ya que planea duplicar las entregas a los clientes, llegando a entre 1.300 y 1.700 casas, según las previsiones remitidas a la CNMV. En diciembre, ya tenía prevendidas el 80% de esa cifra y el 40% con la construcción terminada.

"La actividad del año debería mejorar frente a 2020", recoge el documento de la cotizada, "pero todavía por debajo de un año normal". Reconoce que 2021, al que llama "año de la recuperación progresiva", ha comenzado de forma similar a como concluyó 2020, en el que destacará una mejora de la confianza gracias a la vacunación y en el que también se da una menor presión sobre los costes.

Dividendo

La inmobiliaria, que cuenta con Jorge Pérez de Leza como consejero delegado, anuncia también que "tras retirar puntualmente el pago de dividendo tras la irrupción del Covid-19", retomará el dividendo en el segundo trimestre de 2021, contando con el cash flow generado en la suma de los ejercicios 2019 y 2020. A finales de marzo el consejo decidirá la cifra definitiva que se propondrá a la junta de accionistas que, será superior a los 0,26 euros por acción que se anunció el pasado mes de octubre. De esta manera, la compañía mantiene su política de distribuir al menos el 80% de la generación de flujos de caja entre sus accionistas.

Respecto a la retribución al consejero delegado, Pérez de Leza, se reduce desde los 1,543 millones de euros del 2019 a los 982.000 euros de 2020.

"En la segunda parte del año pasado observamos una recuperación gradual y en enero y febrero de este año hemos registrado unos datos por encima de lo esperado. Hay nubes en el horizonte, tenemos que ver cómo se estabiliza la situación económica, pero los dos primeros meses del año son prometedores", aseguró Pérez de Leza en una conferencia con analistas.

Construir para alquilar

La inmobiliaria controlada por Santander también "corrobora el creciente interés de los inversores institucionales" por los proyectos de construir para alquiler, señala en el comunicado, más abiertos en los últimos meses a ubicaciones alternativas a Madrid y Barcelona. "Metrovacesa mantiene su estrategia para este segmento de mercado con el desarrollo de proyectos llave en mano para inversores especializados en la gestión del alquiler", afirma, lo que es una vía de ingresos alternativa debido a la atonía de los clientes particulares.

La compañía contaba a cierre de 2020 con cinco proyectos en desarrollo ubicados en Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca, con un total de 486 unidades. Adicionalmente, cuenta con más de 550 unidades seleccionadas para futuros acuerdos para construir edificios en alquiler, en los que iniciará obras en 2021, en nuevas ubicaciones como Valencia, Alicante o Sevilla.

Normas
Entra en El País para participar