Quasar

La inmobiliaria de Santander y Blackstone pierde 1.229 millones

Mejora en ingresos y el auditor pone salvedades respecto a los activos por impuesto diferido

La inmobiliaria de Santander y Blackstone pierde 1.229 millones

Quasar, la inmobiliaria creada en 2018 procedente del ladrillo de Popular en la que Blackstone cuenta con un 51% y Santander un 49%, perdió 1.229 millones de euros en 2019, según se recoge de las cuentas consolidases presentadas recientemente en el Registro Mercantil. Los números rojos chocan con los beneficios de 1.023 millones de 2018. En el caso de la cifra de negocios, mejora desde los 619,1 millones hasta los 947,5 millones.

La empresa explica que el resultado negativo proviene “de unos márgenes de negocio insuficientes para sostener una estructura de costes compuesta por unos gastos de la cartera de activos inmobiliarios y préstamos y el servicer, así como de una financiación de terceros”. Adicionalmente, el grupo ha decidido ajustar los valores de algunos inmuebles como parte del ejercicio de valoración anual de la cartera realizado por un experto independiente respecto a 2018.

El auditor Deloitte también incluye salvedades en el epígrafe de activos por impuesto diferido, por un importe de 339 millones de euros, “cuya recuperabilidad depende de la capacidad del grupo para obtener beneficios en los próximos ejercicios”, señala el informe. “Como consecuencia de las desviaciones significativas en resultados puestos de manifiesto en el ejercicio 2019 en comparación con el plan de negocio original, el grupo se encuentra en curso de actualizar su plan de recuperabilidad de los mencionados activos por impuesto diferido, proceso que a la fecha de este informe no ha concluido”, destaca el auditor, motivo por el que no puede valorar si así será.

Las cuentas también recogen que las filiales Quasar Holding Reit, Quasar Multifamiliy, Gorbea y Limara renuncian a la figura fiscal de la socimi.

Normas
Entra en El País para participar