iPhone 12 y iPhone 12 Mini.
iPhone 12 y iPhone 12 Mini.

Apple prepara nuevos Touch ID y Face ID para sus futuros iPhone sin ‘notch’

Los componentes permitirán un frontal todo pantalla de verdad.

Apple cambió por completo el diseño de sus teléfonos móviles en 2017, justo diez años después del estreno de su primer iPhone, y lo hizo introduciendo un extraño notch que rompía la estética general de lo que veíamos en el mercado. A tanto llegó su influencia que muchas marcas siguieron ese factor de forma haciendo sus propias cejas que, por suerte, han ido perdiendo fuerza gracias a las cámaras para selfies cada vez más pequeñas o los sensores under display.

El caso es que en 2021 se cumplirán cuatro años, que son los que Apple suele invertir en hacer cambios importantes en los elementos más icónicos de sus terminales y, por eso, algunos medios se han hecho eco de ciertas filtraciones que apuntan a una eliminación completa del notch, que pasará a mejor vida gracias a la evolución de los componentes de Face ID que se podrán instalar en lugares mucho más escondidos.

La solución, debajo de la pantalla

La patente que Apple ha registrado lleva el nombre de "Photodetectors Integrated into Thin-Film Transistor Backplanes" y trata precisamente de un método por el que apuntan cómo es posible colocar una pantalla encima de los elementos que hacen funcionar tanto los Face ID como los Touch ID de los californianos. Algo que, al menos en el caso de las huellas dactilares, es práctica común en los smartphones con Android, que llevan ya algunos años eliminando botones físicos en favor de pulsaciones sobre la propia pantalla.

Concepto de Touch ID bajo la pantalla.
Concepto de Touch ID bajo la pantalla.

Dentro de la patente puede leerse que el nuevo sistema contará con "fotodetectores integrados" en la pantalla que se podrán utilizar "para obtener información biométrica, como huellas dactilares [...] escaneos faciales en 3D o escaneos de retina" del tal forma que esa información "biométrica se pueda utilizar para identificar o autentificar al usuario".

De todas formas, que esta patente se haya registrado y finalmente quede en propiedad de Apple no garantiza que tengamos este mismo año los primeros dispositivos capaces de instalar todos sus sensores debajo de la pantalla. Lo que sí facilitaría a los de Tim Cook es una mayor variedad de modelos con diferentes formas de desbloqueo biométrico, sin necesidad de tener que cambiar el diseño exterior. Recordad que ahora mismo, por ejemplo, los iPhone con Touch ID siguen manteniendo ese tradicional botón Home y con esta patente, ya no sería necesario, por lo que se acercarían bastante más a los dispositivos más caros, de los que se podrían diferencia también en el precio.

Normas
Entra en El País para participar