Deuda pándemica

Las empresas han emitido ya 600 millones de bonos blindados por el ICO

Sacyr ha colocado pagarés avalados en el MARF por 182 millones

MARF ICO Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La pandemia y la crisis económica derivada de ella forzaron al Gobierno a poner en marcha medidas para reactivar el mercado de crédito y proporcionar liquidez a las empresas. Entre las distintas medidas, el Ministerio de Economía otorgó a través del ICO un balón de oxígeno a las empresas para reactivar su financiación a corto plazo.

El Ejecutivo decidió avalar con el banco público hasta el 70% del principal de las emisiones de pagarés en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF). Deuda que las empresas deben destinar exclusivamente a atender sus necesidades de liquidez derivadas del impacto de la pandemia, tales como hacer frente al pago de las nóminas o a los proveedores y al suministro de bienes y servicios. Nunca para abonar dividendos.

Un instrumento al que se han acogido un total de 15 empresas, que han emitido ya cerca de 600 millones de euros en pagarés a un plazo máximo de dos años.

Todas ellas tienen un saldo máximo asignado para sus emisiones de deuda a corto plazo de 2.010 millones de euros, detallan desde BME. Un importe que supone la mitad del total concedido para esta línea de avales por parte del ICO. Si bien, en noviembre el Ejecutivo optó por ampliar esta cuantía, reservando una parte de la segunda línea de garantías que ha puesto en marcha por un máximo de 40.000 millones, aunque no está aprobada por el total, que estarán en marcha, en principio, hasta finales de junio. De momento, para el MARF se han habilitado 300 millones. Antes, lanzó una primera batería de ayudas por importe de 100.000 millones, de la que salieron 4.000 millones para los pagarés avalados por el ICO.

Sacyr lidera las emisiones con 181,7 millones, según los registros de BME Renta Fija. La constructora fue la primera empresa en recurrir a este instrumento a través de un programa de pagarés que cuenta con un importe máximo de 270,9 millones de euros, según el folleto depositado en la plataforma. Por lo pronto, en lo que va de 2021 ha realizado dos emisiones bajo este programa: una de 10,4 millones con vencimiento en un año y otra de 6,1 millones, que expirará en julio de 2022.

Muy por detrás la siguen Tubacex y Audax. El fabricante de tubos vasco ha emitido hasta la fecha pagarés por 75,8 millones de euros, a pesar de que el saldo máximo que ha solicitado se eleva a 200 millones. En el caso de Audax, la compañía ha emitido hasta la fecha deuda a corto plazo por 69 millones de euros con blindaje del ICO.

Tras ellos se sitúa Pryconsa, que ha comercializado ya 57,7 millones de euros en pagarés con el aval del ICO. El importe total del programa de la promotora inmobiliaria es de 73 millones.

Le siguen Finycar, la sociedad cabecera del grupo Sorigué, dedicado a la construcción, la ingeniería hidráulica y el sector inmobiliario, con un programa de 50 millones del que ya ha colocado 36 millones en pagarés blindados. Aedas Homes, con 34,1 millones de euros ya colocados en pagarés avalados, y Amper, que ha vendido 30 millones.

También han emitido pagarés con el aval del ICO Nexus Energía (28,4 millones), Volotea (20 millones), Tradebe Medio Ambiente (19,8 millones), Pikolin (12,8 millones), Teknia (12 millones), Copasa (9,8 millones), Vocento (7,5 millones) y Hotusa (4,2 millones). De todas ellas, ocho compañías han cubierto ya el máximo avalado por el Gobierno.

A estas 15 firmas se suman otras que ya han logrado aval del ICO, pero que aún no han acudido al mercado. Es el caso de El Corte Inglés, cuyo programa es de un máximo de 1.000 millones de euros.

A vueltas con la quita a los créditos del ICO

  • Ayudas. En pleno confinamiento el Gobierno activó créditos con garantía del Estado para sostener a las empresas más afectadas por la pandemia. El plazo de los créditos del ICO se puede ampliar hasta un máximo de ocho años con dos de carencia. Ejecutivo y banca trabajan ahora en fórmulas para evitar el exceso de deuda creado por el Covid-19 en las empresas sin descartar quitas para las empresas viables con problemas de endeudamiento.
  • Peticiones. Guillermo Prada Gayoso, socio de PradaGayoso, firma especializada en reestructuraciones avisa de que “es necesario que el ICO dé flexibilidad en sus avales para que los bancos puedan asumir quitas sin perder el blindaje”. “Se requiere un marco claro para facilitar la eventual reestructuración de las empresas que han solicitado este tipo de préstamos avalados. Economía debe además dar el visto bueno a una ampliación de la moratoria concursal más allá del 14 de marzo para evitar una avalancha de empresas que se vean obligadas a acudir al juzgado”, añade.
Normas
Entra en El País para participar