Financiación

El Tesoro coloca 5.111 millones en deuda a medio y largo plazo a tipos más altos

La demanda ha alcanzado los 12.680 millones

Secretario general del Tesoro y financiación internacional, Carlos San Basilio
Secretario general del Tesoro y financiación internacional, Carlos San Basilio

El repunte de las rentabilidades en el mercado secundario tiene su reflejo en el primario. El Tesoro ha captado hoy 5.111 millones en deuda a medio y largo a tipos más altos. En un momento en el que la rentabilidad de la deuda a 10 años se aleja a de los mínimos registrados en 2020, cuando registró rendimientos negativos, el organismo que dirige Carlos San Basilio ha vendido 1.500 millones en obligaciones a 10 años al 0,279% por encima del 0,172% registrado en la subasta anterior. Aún así y aunque sea por poco los tipos exigidos a España se sitúan por debajo del 0,3% que registra la deuda con vencimiento en 2031 en el mercado secundario, su nivel más alto en cinco meses.

Cerca de la mitad de lo captado hoy por el Tesoro corresponde a los bonos a tres años para los que ha vendido 2.035 millones. Aunque continúa cobrando por este instrumento de deuda, los tipos han sido superiores. La rentabilidad exigida ha sido del -0,403%, frente al -0,449% previo.

En obligaciones a siete años se han captado 1.110 millones al -0,111%, por encima del -0,239% de la subasta anterior. El resto, unos 466 millones, se han adjudicado en obligaciones con vencimiento en 19 años y cinco meses al 0,756%, frente al 0,619% anterior. La demanda para el conjunto de las referencias ha alcanzado los 12.680 millones.

Los repuntes de las rentabilidades en el mercado de deuda registrado en las últimas semanas no son exclusivos de la deuda española. Sino que se enmarca en una corriente generalizada de alza de los rendimientos en un contexto en el que los inversores han empezado a poner en precio un repunte de las expectativas de inflación derivada de los programas económicos para impulsar la recuperación.

Normas
Entra en El País para participar