Emprendimiento

Las 'startups' españolas cierran 2020 con menos inversión, pero con un número récord de operaciones

El volumen invertido cae un 11,3% frente a 2019, hasta los 1.105 millones, mientras el número de operaciones crece un 36%, hasta 336. El número de startups españolas vendidas se disparó un 161,1%, según la Fundación Innovación Bankinter

Reuniones mantenidas entre emprendedores, corporate e inversores en el Tech Spirit Barcelona, celebrado en febrero de 2020.
Reuniones mantenidas entre emprendedores, corporate e inversores en el Tech Spirit Barcelona, celebrado en febrero de 2020.

El ecosistema emprendedor español "ha aprobado con nota 2020", pese a haber sido golpeado por la pandemia y no haber alcanzado por poco el volumen de inversión de 2019, según ha explicado hoy el director del programa de startups de la Fundación Innovación Bankinter, Javier Megías, durante la presentación del informe anual de Tendencias de inversión en España 2020 de esta institución.

El estudio muestra que el volumen total invertido en startups se redujo el pasado año un 11,3%, hasta los 1.105 millones de euros, debido a la inferior cantidad de rondas en fases más maduras en un contexto marcado por la incertidumbre del Covid-19, sin embargo, las operaciones de inversión crecieron un 36%, hasta las 336 transacciones. "Es la mejor cifra de actividad de la serie histórica, lo que confirma una excelente salud del ecosistema", añadió Megías.

Uno de los aspectos más atípicos del año es que han crecido mucho las operaciones en Serie A (entre uno y cinco millones de euros), que han subido un 48,6%, y las de Series B (entre 5 y 20 millones), que crecieron un 34,3%. También han subido las operaciones pre-semilla y semilla (de 0 a 1 millón de euros), con un tirón del 31,6%, mientras cayeron con fuerza (un 53,8%) las de fases posteriores, las llamadas Series C y Growth. Las operaciones de entre 20 y 50 millones son las que más cayeron.

El directivo de Bankinter también señaló que 2021 "ha arrancado francamente bien en comparación con el año anterior" y ha pronosticado que continuará la tendencia del 2020, elevando el número de operaciones en el ecosistema emprendedor español. En su opinión, todas las operaciones que ha habido en 2020 en fases semilla y serie A y B "poco a poco irán cuajando en operaciones más grandes y eso nos deberá llevar a una situación de incremento de inversión".

Los fondos de origen corporativo tiran

Por tipo de inversión, el informe de 2020 destaca que los fondos de origen corporativo crecieron de forma relevante, tanto en términos de actividad (+59,5%) como de volumen (+81,1%), "lo que nos acerca a lo que ocurre en el resto de Europa", dijo Megías. Y un aumento notable del crowdfunding, que creció un 73,1% en número de operaciones, consolidándose como una vía de financiación de las startups en sus fases iniciales. Por contra, y aunque los fondos de de capital riesgo siguen representando una parte mayoritaria de la inversión en España, durante 2020 disminuyó el tamaño de las rondas en las que participaron en un 21,2%. Dicha caída (centrada especialmente en rondas más maduras) fue compensado por un incremento del 39,2% de la actividad de estos fondos.

Preguntado por la escasa inversión en venture capital de los inversores institucionales como aseguradoras y fondos de pensiones españoles, Megías lo achacó a que hace falta un cambio cultural en estos inversores de corte institucional para que tengan en sus carteras una parte dedicada al alto riesgo y también un cambio regulatorio, "que parece va a suceder a medio plazo".

Los cinco inversores españoles más activos por operaciones fueron K-Fund, JME VC, Inveready, Sabadell VC y Encomenda. El informe resalta igualmente que 2020 fue un año especialmente activo en cuanto al cierre y lanzamiento de nuevos fondos de inversión, tanto por parte de operadores consolidados que han levantado fondos de mayor tamaño, como por parte de nuevos operadores. Algunos de los nuevos fondos del año, tanto cerrados como en proceso de cierre, son de Nauta, Axon Partners, Seaya Ventures, Mundi Ventures y Kibo Ventures.

En cuanto a los sectores que más inversión recibieron, los líderes tradicionalmente (movilidad y logística, fintech e insurtech) siguen siendo los que más financiación atrajeron en 2020, aunque crecieron de forma muy relevante sectores beneficiados por la pandemia como salud, ciberseguridad, educación y comercio electrónico.

El informe detalla que, aunque hay un incremento generalizado en número de operaciones en prácticamente todos los sectores, cae ligeramente la inversión en el de movilidad y logística, que cayó un 34,1%, hasta los 264 millones de euros, y crece un 8,4%, hasta los 215 millones de euros, en fintech e insurtech. Aún así los sectores beneficiados por la pandemia son lo que más crecen: ciberseguridad (+108,8%), salud y bienestar (+84,3%), ecommerce (+53,4%), edtech (+156,9%) o gaming y entretenimiento (+14,6%).

Inversión extranjera más temprana

La inversión de fondos con origen extranjero cayó un 20,8% en 2020, pero aumentó su actividad en un 52,5%. Según Megías, los inversores extranjeros están cada vez más atraídos por operaciones en fases más tempranas. Así, los inversores extranjeros participaron durante 2020 en un 18,2% de las operaciones, pero supusieron el 45,1% del volumen invertido. Los inversores europeos tuvieron un peso de entre el 20% y el 46% de las operaciones de más de 1 millón, mientras los de norteamérica, con 62 operaciones, entraron un poco más tarde, a partir de los 20 millones, y representaron un 32% de la inversión. En Europa, la participación mayoritaria fue de fondos de Reino Unido (39 operaciones), Francia (20) y Alemania (12), empatada con Países Bajos.

Por comunidades autónomas, el informe de Bankinter muestra cómo Barcelona y Madrid siguen liderando la inversión, pero en 2020 cayó más de un 20% el porcentaje que representan. La inversión fuera de estos hubs creció más de un 151,5%, liderada por Valencia. Las startups de Barcelona captaron 480,6 millones, un 28,3% menos que en 2019, y las madrileñas 360,8 millones, un 23,2% menos.

Crece la inversión fuera de Madrid y Barcelona

"La distancia entre Barcelona y Madrid se recorta, pero es muy interesante el auge de inversión en el resto de las ciudades, que en conjunto captaron 263,5 millones", resaltó el directivo de Bankinter, quien justificó este hecho al buen hacer de otros hubs españoles y las reuniones por videoconferencias como consecuencia de la pandemia, que han podido disminuir la relevancia del hub al captar inversión. La inversión en Euskadi disminuyó teóricamente un 43,6%, pero, según Megías, creen que hay muchas operaciones que no se comunican, por lo que esta cifra puede no ser ajustada.

Otro dato que destaca el informe es el volumen de ventas de startups españolas, que alcanzó un récord histórico en 2020. El año registró la operación de desinversión más relevante por volumen de la historia en España, con la compra de Idealista por el fondo sueco EQT por 1.321 millones de euros, pero hubo otros muchos exits. En todo el año se produjeron 47 operaciones públicas de compra de startups españolas, un 161,1% más que en 2019, y el volumen total de ventas llegó a los 2.588,19 millones, un 2.093,4% más, aunque Megías advirtió que este último dato hay que tomarlo con cuidado, debido a que en muchas operaciones no trasciende el importe.

Normas
Entra en El País para participar