Renovables

Iberdrola aborda la eólica marina flotante en España con un plan de 1.000 millones

Diseño de un complejo de 300 MW para su entrada en operación en 2026

Galán en el parque de eólica marina Wikinger en aguas de Alemania.
Galán en el parque de eólica marina Wikinger en aguas de Alemania.

Iberdrola abre en España la etapa de la eólica marina flotante, una tecnología en desarrollo que tan solo cuenta con un puñado de parques renovables en activo en el mundo. El grupo que preside Ignacio Galán ha diseñado un plan de 1.000 millones para la puesta en marcha de un complejo en aguas nacionales con turbinas no ancladas al fondo marino.

El proyecto generaría 2.800 empleos al año e involucraría a 66 centros tecnológicos y empresas españolas, 52 de ellas pymes. El complejo eólico entraría en operación en 2026 con una capacidad de 300 MW.

Una iniciativa que buscará el apoyo financiero de los fondos del programa Next Generation de la UE. La eléctrica ha preparado hasta 150 planes por este motivo para presentarlos en Bruselas. Suman inversiones de 21.000 millones con la participación de centenares de pymes.

El mar Cantábrico es la ubicación idónea para estas iniciativas por la profundidad de sus aguas. A pocos metros de la costa, el fondo marino está a centenares de metros de la lámina de agua, una distancia abisal que se conoce como "el cantil".

Los ingenieros de Iberdrola han identificado ubicaciones para eólica marina flotante en España que sumarían una potencia instalada de 2.000 MW. En Galicia, Andalucía y las islas Canarias, entre los posibles escenarios que la multinacional española ha avanzado.

Esta generación de energía supone un desafío tecnológico para la industria, Un salto técnico en innovación que de hecho supondría la creación de un nuevo sector fabril.

En una primera fase del proyecto de Iberdrola, entre este año y el próximo, la puesta en marcha de la iniciativa, antes de las obras, generaría entre 1.000 y 2.000 empleos en cada uno de estos ejercicios. Sin avanzar más datos, Iberdrola buscaría la implicación de nueve comunidades autónomas, las que cuentan con costas. El parque de eólica marina flotante evitará la emisión a la atmósfera de 202.500 toneladas de CO2 al año.

Iberdrola ya cuenta con una red de proveedores españoles en eólica marina. Desde Windar a Navantia, pasando por Ingeteam y Haizea Wind. Sin olvidar las turbinas de Siemens Gamesa. Estos suministradores han participado en los primeros parques de aerogeneradores entre las aguas. Tiene operativos tres, en los mares del Norte, Báltico, e Irlanda. Y proyectos avanzados en Estados Unidos y Francia.

Su cartera de proyectos off shore suma una capacidad de 30 GW.

 

 

Normas
Entra en El País para participar