Valor a examen

BBVA, ante el reto de hacer valer en Bolsa su exceso de capital

Los analistas aplauden la recompra de acciones pero esperan que el valor siga bajo presión, pendiente de la recuperación, los test de estrés y los bajos tipos

Edificio La Vela, sede de BBVA
Edificio La Vela, sede de BBVA

En pocos días, BBVA ha pasado del rojo al negro; de perder en el año el 7,8% a registrar una subida de casi el 9%. El punto de inflexión ha sido la intención de retomar en 2021 la política de dividendo anterior –con un pay out de entre el 35% y 40%– y la recompra del 10% de los títulos gracias al excedente de capital que le ha proporcionado la venta de su filial de Estados Unidos, de 8.500 millones. Además, el próximo abril, la entidad pagará un dividendo de 5,9 céntimos, que corresponde al máximo del 15% del beneficio generado entre 2019 y 2020 que permite abonar el Banco Central Europeo.

En cuanto a los resultados, BBVA ha recogido los efectos de la pandemia con una caída de las ganancias del 63% en 2020. Sin embargo, en el último trimestre registró un beneficio de 1.320 millones, el más alto de los dos últimos años. También ha anunciado un ajuste de la plantilla en España y la renuncia por parte de la dirección –incluido el presidente y el consejero delegado– de la retribución variable de 2020.

“La venta de la filial de EE UU nos sitúa en una posición de fortaleza inigualable con un ratio de capital, incluyendo esta transacción, del 14,6%, muy por encima de nuestro objetivo”, dijo Carlos Torres, presidente del BBVA. El ratio CET1 fully-loaded se colocaba en el 11,73% al cierre de 2020.

Las últimas noticias han dado un soplo de aire fresco a la cotización, pero en el mercado no se percibe un cambio sustancial de cara al futuro más inmediato. “No lo veo ni excesivamente atractivo, ni tampoco bajista. No observo nada de fondo que vaya a impulsar la cotización. Todo el sector depende de lo mismo: de la subida de tipos y de la reactivación económica”, explica Susana Felpeto, directora de renta variable de Atl Capital.

Credit Suisse también tiene una posición neutral con respecto a BBVA, que ha reiterado tras conocer los resultados, al igual que el precio objetivo, que mantiene en 3,90 euros, y que es un 11% inferior al actual. “Somos cautos por la baja visibilidad de los resultados en México [genera el 30% de sus ingresos]”, señala la entidad suiza. “El plan del capital es un paso positivo, pero es necesario esperar para ver la capacidad de cumplirlo”. “Los nuevos parámetros para los test de estrés decididos por la EBA [autoridad bancaria europea] podrían afectar al potencial de recuperación de los dividendos y al excedente del retorno de capital a partir de septiembre en todo el sector”, destacan los analistas.

La EBA someterá a los bancos –entre ellos al BBVA– a un escenario de recesión continuada hasta 2023; deberán soportar grandes desafíos, como el impacto de una caída de los precios inmobiliarios del 16,1 % para la vivienda y del 31,2 % para los bienes comerciales.

Bank of America ha destacado igualmente el anuncio de la recompra de acciones de BBVA. “Un sistema bancario que devuelve capital excedente a los accionistas es más fuerte”, explica en su último informe. Calcula que existe un superávit de capital de 145.000 millones en las entidades europeas y prevé recompra de acciones por valor de 70.000 millones.

En cuanto a BBVA, BofA confía de que haga efectiva la recompra de acciones en el último trimestre de 2021. Recomienda comprar títulos, pero establece un objetivo a 12 meses de 4,7 euros, precio que deja escaso potencial de revalorización. El valor podría revisarse a la baja si la recuperación económica es más lenta de lo esperado, hay un comportamiento más débil del esperado en los mercados de México, Turquía y Latinoamérica y se empleara el exceso de capital para fusiones y adquisiciones, ya que “crean menos valor para los accionistas que las recompras”.

Morningstar se muestra algo “decepcionado”, por la recompra de solo 2.500 millones en acciones, dado el alto excedente de capital del que disfruta la entidad. Aun así, considera que debería cotizar en 5,9 euros, un 35% por encima del precio actual. Alantra no descarta que la recompra de títulos llegue al 20% el próximo año.

Radiografía de la recuperación del valor

Balance. A pesar de la subida, BBVA no es el mejor banco español en 2021. Por delante se han situado Bankinter, con un alza superior al 13%, y Santander, que ronda el 10%. Muy cerca se encuentra Sabadell –con quien intentó el pasado año una fusión sin que llegara a materializarse– que avanza por encima del 8%. Con la revalorización de las últimas semanas, BBVA vuelve a los niveles que perdió hace un año.

Accionistas. A cierre de 2020, la entidad contaba con 879.226 accionistas, que son un 0,6% más que los registrados en 2019. El 43,40% son residentes en España y el 56,60% restante foráneos. BBVA salió del Euro Stoxx 50 el pasado septiembre al igual que Telefónica. BBVA tenía entonces 16.400 millones de euros de capitalización, que tras la última remontada se ha elevado por encima de los 29.200 millones.

Apoyo. El consenso del mercado está dividido prácticamente por igual entre comprar y mantener acciones del BBVA, según las opiniones recogidas por Bloomberg. El precio objetivo es de 4,5 euros, que casi ha alcanzado. La entidad llegó a tocar mínimos en más de 20 años en agosto; desde entonces ha subido el 60%.

Normas
Entra en El País para participar