España aportará el 17% de los ingresos de Vantage Towers

Será el segundo mercado tras Alemania, que aporta el 49%

Moody’s otorga un rating de Baa3 a la filial de Vodafone, que prepara la OPV

Torre de telecomunicaciones de Vodafone en Berlín.
Torre de telecomunicaciones de Vodafone en Berlín. Reuters

España aportará en torno a un 17% de los ingresos de Vantage Towers, la nueva filial de Vodafone que agrupa sus torres de telefonía móvil en Europa, que prepara su salida a Bolsa. Según un informe de la agencia Moody’s, España será el segundo mercado de la compañía por detrás de Alemania, que supone el 49% del volumen de negocio, y por delante de Grecia, con un 13%. Portugal, República Checa, Rumanía, Hungría e Irlanda aportarán un 21% en su conjunto.

Vantage Towers cuenta con una carteta de 82.000 emplazamientos, incluyendo las torres de la británica CTIL, participada el 50% con Telefónica, e Inwit, división italiana, en la que Vodafone tiene como socio a Telecom Italia.

Moody’s señala que Vantage se solapa con Cellnex en cinco de sus diez mercados, siendo solo España el único país grande donde ese solapamiento es significativo, al ser Vantage el segundo operador y Cellnex el tercero en emplazamientos. Vantage cuenta con el respaldo de los contratos con Vodafone y Orange, a través de sus acuerdos para compartir redes, creando altas barreras de entrada. A su vez, Inwit y CTIL permanecerán como líderes en Italia y Reino Unido, respectivamente, incluso después de la compra de las torres de Hutchison por Cellnex.

Vantage generó unos ingresos de 945 millones de euros en el ejercicio concluido en marzo de 2020, cifra que aumentaría por encima de los 1.000 millones, con las citadas CTIL e Inwit. El ebitda rondó los 814 millones.

En términos de solvencia, Moody’s ha otorgado a Vantage un rating de Baa3, con perspectiva estable. La agencia señala que Vodafone prevé mantenerse como principal accionista de la empresa tras la salida a Bolsa, dada su naturaleza de activo estratégico. La compañía prevé acabar el ejercicio de 2021 con una deuda de 2.300 millones de euros, y un ratio de apalancamiento de cuatro veces el ebitda después del pago de arrendamientos (ebitdaaL).

Según Moody’s, el rating de Baa3 refleja su fuerte posición en el mercado y su buena diversificación en Europa, con altas barreras de salida para los clientes. Además, destaca las buenas previsiones de beneficios y de generación de caja, gracias a los contratos a largo plazo con Vodafone, que se ha comprometido a seguir como principal accionista, y la buena valoración del mercado de CTIL e Inwit.

En sentido contrario, el perfil crediticio de Vantage está constreñido por la fuerte dependencia de Vodafone, las expectativas de generar caja negativa en los próximos dos años pese a los dividendos procedentes de CTIL e Inwit, como consecuencia de las fuertes inversiones en nuevos despliegues y del dividendo comprometido por la propia Vantage.

Normas
Entra en El País para participar