Industria farmacéutica

El laboratorio Esteve prueba en pacientes un nuevo antiviral contra el Covid-19

Inicia la fase II de un ensayo clínico en colaboración con el Hospital del Mar de Barcelona

El laboratorio Esteve prueba en pacientes un nuevo antiviral contra el Covid-19

El histórico laboratorio catalán Esteve ha comenzado un estudio con pacientes para probar una molécula propia como antiviral frente al Covid-19. La compañía ha puesto en marcha el ensayo clínico en fase II, en el que se prueba la eficacia del medicamento con decenas de personas, junto al Hospital del Mar de Barcelona y la Universitat Pompeu Fabra.

El compuesto llamado provisionalmente E-52862 se probará en el tratamiento temprano de pacientes ambulatorios con síntomas leves de Covid-19 y con infección confirmada. Hasta ahora, el laboratorio testaba con ese medicamento experimental frente al dolor neuropático, pero con este ensayo para esta patología respiratoria suma una nueva indicación. Se esperan reclutar 120 voluntarios, según un portavoz de la compañía.

Concretamente, el ensayo clínico de fase II evaluará el efecto antiviral del compuesto E-52862 en pacientes ambulatorios con síntomas leves de Covid-19, tras la confirmación positiva del contagio mediante una prueba PCR, según detalló la empresa. Para ello, los pacientes, cuya participación es voluntaria, además de recibir el tratamiento ambulatorio estándar se dividirán en dos grupos: a uno de ellos se le administrará durante 14 días una dosis diaria del antiviral, mientras que el grupo control recibirá placebo en su lugar.

Esteve es un laboratorio nacido en 1929 y que está controlado por la familia del mismo nombre. En los últimos años, su investigación se ha centrado en intentar lanzar nuevos fármacos frente al dolor. En 2017, la familia cedió el poder ejecutivo a Staffan Schüberg, que ejerce como consejero delegado tras ser fichado procedente del laboratorio germano Lundbeck. En 2019, el grupo químico y farmacéutico facturó 472 millones de euros y destinó 45 millones a I+D.

De esta forma, Esteve se suma a otros laboratorios españoles que buscan un remedio frente a la patología que ha causado la peor pandemia en un siglo. También prueban otros compuestos experimentales las biotecnológicas PharmaMar y Oryzon, aunque de momento son medicamentos no aprobados. Este tipo de tratamientos se investigan en paralelo al desarrollo que hace la industria farmacéutica en avances en vacunas, aunque de momento no hay evidencias sobre terapias que sean altamente eficaces. En Europa está autorizado actualmente un antiviral de Gilead, llamado Veklury.

Un portavoz de la empresa indica que han hecho previamente 13 ensayos clínicos con el compuesto experimental E-52862: ocho de fase 1 (para evaluar la seguridad) y cinco de fase II con más de 900 pacientes en la indicación de dolor crónico.

“Un aspecto especialmente relevante es que el estudio se llevará a cabo en centros de atención primaria situados en el área de influencia del Hospital del Mar de Barcelona”, apuntó Jordi Monfort, jefe del servicio de reumatología del Hospital del Mar e investigador principal del estudio. "Actúa sobre el receptor Sigma-1, una proteína única, y que, en base a datos publicados, presenta actividad antivírica en estudios experimentales en células infectadas", explicó, por su parte, Carlos Plata-Salamán, director de I+D del laboratorio. 

En este ensayo clínico participan investigadores del Hospital del Mar, Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), Centres d’Atenció Primària, Universitat Pompeu Fabra y Centro de Investigación WeLab Barcelona.

Normas
Entra en El País para participar