Banca

El presidente de BBVA y el CEO deberán devolver su bonus si dañan la reputación del banco

El presidente ha cobrado 4,09 millones y el CEO 3,433 millones tras renunciar al variable de 2020

El banco incluye el principio de igualdad salarial entre hombre y mujer

Sede operativa de BBVA en Madrid
Sede operativa de BBVA en Madrid

Cambios en la política retributiva en BBVA motivada por las recomendaciones de los supervisores y ante las críticas por los salarios que cobran los banqueros pese a las posibles crisis reputacionales que dañan la imagen de la entidad.

Como primera medida dentro de las recomendaciones de los supervisores, y por la crisis del Covid, Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, y Onur Genç, consejero delegado, han decidido no cobrar la remuneración variable de 2020, como gesto de responsabilidad en un año marcado por la pandemia. Así se recoge en el informe anual sobre remuneraciones de los consejeros.

Además, el banco ha actualizado su política de remuneraciones para los próximos tres años (2021, 2022 y 2023), que someterá a la aprobación de la próxima junta general de accionistas, que en esta ocasión se retrasa su celebración en unas semanas (hasta ahora se celebraba a mediados de marzo) dada la situación actual de la pandemia, explican en el banco.

BBVA se convierte así en el primer banco español en anunciar este año la renuncia a la remuneración variable de su presidente y de su CEO, y de cambios en a política retributiva.
La iniciativa se hace extensiva a toda la cúpula del banco. En total 330 empleados de BBVA renuncian de forma total o parcialmente a la retribución variable de 2020.

Se incluye el objetivo de la movilización de financiación sostenible que pesará un 10% en el bonus de los consejeros ejecutivos

Esta decisión conlleva un recorte del 44% en la remuneración de Torres, y del 45% para Genç. De esta forma, Torres percibe la misma remuneración fija en 2020 que un año antes, 2,453 millones de euros, mientras que renuncia a la totalidad de la remuneración variable. La aportación anual al sistema de previsión para su jubilación ha sido de 1,642 millones de euros, contribución que se fijó en 2017. De esta forma, la remuneración de Torres, incluyendo todos los conceptos fue de 4,095 millones de euros, justo un 44% menos que un año antes.

Genç cobró la misma remuneración fija que en 2019, unos 2,179 millones de euros, y también ha renunciado a su bonus. El consejero delegado cuenta con un complemento a su retribución fija, en lugar de la pensión de jubilación (‘cash in lieu of pension’), y un complemento de movilidad, en atención a su condición de alto ejecutivo internacional, dos conceptos por los que ha percibido 1,25 millones de euros.

En total, su retribución ascendió a 3,43 millones de euros, un 45% menos que en 2019. Adicionalmente, el banco ha satisfecho 253.000 euros en primas anuales de seguro por fallecimiento e incapacidad y 132.000 euros en retribución en especie.

Estos recortes en la remuneración se producen en un año castigado por la pandemia, y en el que el banco ganó 1.305 millones, un 63% menos.

El informe de remuneraciones, publicado el viernes por la CNMV, detalla la nueva política de retribuciones de BBVA que entrará en vigor ya este año, y que se adapta al Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas de la CNMV, a las guías de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y a las directivas comunitarias.

El banco también ha modificado el sistema de pensión del presidente, que ya fue cambiada en 2015 y 2017. En esta ocasión, según explica el banco, se propone reducir las aportaciones anuales a su pensión, que pasarán de 1,64 millones de euros (aproximadamente un 67% de su retribución fija anual) a 439.000 euros (el 15% de su retribución fija anual, en línea con las aportaciones a los planes de pensiones del resto de la alta dirección).

La diferencia entre ambas cifras se repartirá entre su retribución fija y variable objetivo, respetando el actual equilibrio entre estos componentes (45%-55%, respectivamente), salvo 157.000 euros anuales a los que ha renunciado el presidente, lo que supone un recorte del 25% de la cantidad que se integra en la retribución fija.

Por ello, su retribución total (fija, variable y pensión) se reduce con esta medida un 2%. Además, se reducen “significativamente” los niveles de las coberturas por fallecimiento e invalidez del presidente.

La retribución fija del CEO se mantiene a su vez en los mismos 2,179 millones del pasado año y la variable en los 2,672 millones.

Otra de las novedades en la nueva política de remuneración se encuentra la incorporación expresa del principio de igualdad retributiva entre hombres y mujeres, la inclusión de métricas relacionadas con la sostenibilidad en el esquema de retribución variable de los consejeros ejecutivos y un cambio en los calendarios para el abono diferido de la variable -el 60% de la retribución lo cobrarán en porciones del 20% a lo largo de cinco años-. También incluye cláusulas ‘malus’ y ‘clawback’ en la variable de los consejeros ejecutivos, que permitirán reducir y recuperar las cantidades pagadas en caso de daño reputacional relevante al banco.

El bonus que el banco ha fijado este año un objetivo vinculado a la movilización de financiación sostenible y que pesará un 10% en el pago de la retribución variable de los consejeros ejecutivos.

Proceso judicial abierto

Villarejo. Se da la circunstancia de que BBVA se encuentra investigado en una de las piezas del proceso de la Audiencia Nacional contra Cenyt, empresa del excomisario José Manuel Villarejo contratada por el banco bajo la presidencia de Francisco González hasta 2018. De momento, y según han insistido en el banco en reiteradas ocasiones este proceso judicial no ha afectado a la reputación del banco. González está imputado en el caso, pero la remuneración que recibió tras salir de la entidad no está sometida al nuevo cambio del sistema de retribución, ya que este se aplicará a partir de su aprobación en la junta de este año.

Caso Cenyt. En la memoria de las cuentas consolidadas anuales de BBVA correspondientes a 2020 remitidas a la CNMV se recoge sobre el caso Cenyt que se investigan “supuestos hechos que podrían ser constitutivos de los delitos de cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y corrupción en los negocios”. Para añadir que “determinados directivos y empleados del grupo, tanto actuales como de una etapa anterior, así como antiguos consejeros también están siendo investigados en relación con este caso”.

Normas
Entra en El País para participar