American Tower articula la financiación para comprar las torres de Telxius a Telefónica

Amplía las líneas de crédito disponibles y firma nuevos préstamos

Con la transacción, que ronda los 7.700 millones, el grupo entrará en España

Torre de telecomunicaciones.
Torre de telecomunicaciones.

American Tower ha dado nuevos pasos para articular la compra de las torres de telecos de Telxius, filial de Telefónica (participada minoritariamente por KKR con un 40% y Pontegadea por un 9,9%), por 7.700 millones de euros, y que supondrá su entrada en diversos países, incluido España. En el acuerdo inicial, el gigante estadounidense indicó que había obtenido el compromiso de financiación por parte de Bank of America, su asesor financiero en la transacción. Ahora, la compañía ha comunicado a la SEC nuevos movimientos en torno a la operación para articular la financiación.

Entre otros acuerdos, American Tower acordó extender dos líneas de crédito sin disponer en multidivisas, hasta 2024 y 2026, con importes hasta 4.100 y 2.900 millones de dólares (entre 3.380 y 2.390 millones de euros). De ellos, 1.300 millones de euros están reservados para financiar la compra de Telxius, según precisó la compañía.

Además, American Tower ha acordado con las entidades financieras elevar los compromisos de un préstamo revolving hasta 6.100 millones y 4.400 millones de euros.

Entre los compromisos adquiridos por la empresa, se establece una limitación del ratio de apalancamiento de superior a 7,5 veces para una posterior reducción a una vez para cuatro trimestres fiscales posteriormente al cierre de la compra de Telxius. La deuda garantizada para las filiales de la compañía no podrá superar los 3.000 millones de dólares (cerca de 2.473 millones de euros), o el 50% del ebitda consolidado del grupo.

La empresa, además, cerró un acuerdo para un nuevo préstamo de 1.100 millones de euros a un año y otro de 825 millones a tres años con buena parte de las grandes entidades financieras: Bank of America, que ha actuado como entidad agente, TD Securities, Mizuho Bank, Barclays Bank, Citibank, JPMorgan Chase Bank, RBC Capital Markets y Morgan Stanley.

En relación al crédito puente firmado inicialmente con Bank of America de 7.500 millones de euros para asegurar la transacción, American Tower indicó que se ha reducido hasta 4.275 millones, como consecuencia de los importes adicionales establecidos en las citadas líneas de crédito multidivisas y la ampliación de los plazos.

La compra de Telxius tiene una gran trascendencia para American Tower, porque supone su consolidación en Europa, donde hasta ahora su posición apenas tenía relevancia salvo en algunos países como Francia o Polonia. En total incorporará 31.000 emplazamientos a través de dos operaciones que se han diseñado por separado. Por un lado, la compra de las torres de Telxius en Europa, exactamente en Alemania y España; y por otro las torres en Latinoamérica, repartidas entre Brasil, Argentina, Perú y Chile.

Además, el grupo norteamericano destinará cerca de 500 millones de dólares para la construcción de otros 3.300 nuevos emplazamientos en Alemania y Brasil hasta 2025. La empresa prevé alcanzar un ebitda ajustado, en moneda extranjera, de 390 millones.

Competencia

Con la adquisición de los emplazamientos de Telxius, American Tower trata de ampliar su presencia en el Viejo Continente. El grupo estadounidense va a pasar a competir con Cellnex, hasta ahora claro líder en el mercado europeo, y con Vantage Group, la nueva división en este ámbito de Vodafone, que va a debutar en Bolsa en las próximas semanas.

El grupo español ha respondido con nuevas operaciones, con una alianza con Deutsche Telekom en Holanda, así como con un nuevo acuerdo para adquirir los emplazamientos de Altice en Francia por 5.200 millones de euros. En noviembre había acordado la compra de las torres de Hutchison en Europa, por 10.000 millones.

Transacción estratégica para Telefónica

Importe. Para Telefónica, la venta de los activos de emplazamientos a American Tower tiene gran relevancia. La operadora señaló que la plusvalía atribuible se estima en 3.500 millones de euros. “Una vez completada la operación la deuda financiera neta del Grupo Telefónica se reducirá aproximadamente en 4.600 millones de euros y el ratio e apalancamiento en aproximadamente 0,3 veces”, dijo la operadora en el anuncio.

Deuda actual. Al cierre del tercer trimestre de 2020, su deuda financiera neta era de 36.676 millones de euros sin incluir arrendamientos (43.000 millones al incluirlos), con un ratio de apalancamiento de 2,77 veces el oibda después de arrendamientos (OIBDAaL). La teleco presenta resultados a final de mes, y uno de los puntos que más atención atrae es la evolución de la deuda.

Normas
Entra en El País para participar