Distribución

Los supermercados ingresaron 3.100 millones de más en 2020 por la pandemia

El gasto en productos de gran consumo creció un 6,4% según Nielsen

Los supermercados ingresaron 3.100 millones de más en 2020 por la pandemia
Europa Press

El confinamiento, las restricciones a la hostelería o los toques de queda tuvieron un efecto directo en el consumo doméstico, que condujo a que los supermercados y demás establecimientos de productos de alimentación o de gran consumo registrase un exceso de facturación de 3.100 millones de euros, según datos de Nielsen hechos públicos este jueves.

En concreto, el gasto en este tipo de productos se elevó un 6,4% durante el año pasado hasta los 95.000 millones de euros en España. Un incremento muy importante teniendo en cuenta que se trata de un sector habitualmente estable, y que se produjo tanto por el crecimiento experimentado en volumen, del 4,4% como por el crecimiento de los precios de algunas categorías, que según la consultora también contribuyeron al fuerte crecimiento del valor. Algo que ese produjo sobre todo en los alimentos frescos, que aumentaron su precio un 5,5% durante el año, mientras que los envasados lo hicieron un 0,4%.

En ese contexto las fuerzas entre los principales cadenas de la distribución alimentaria se mantuvieron con pocos cambios. Mercadona continuó como líder del sector con una cuota del 25,9%, mientras que Carrefour cerró con un 7,2%, dos décimas más que en 2019; Lidl en un 5,1%, medio punto más; y los regionales sumaron una cuota conjunta del 22,1%, un punto más.Nielsen no ha aportado datos del resto de cadenas.

El mercado del gran consumo experimentó en marzo un pico de crecimiento de más del 15% debido a las compras de acaparamiento que se realizaron en los días previos a que se decretara el estado de alarma. En abril y mayo, meses en los que continuó el confinamiento, los crecimientos siguieron por encima del 10%, mientras que a partir del verano volvieron a niveles más normales, por encima del 5%.

Sin embargo, las restricciones para el control de la segunda ola del coronavirus volvieron a provocar un pequeño pico en noviembre, superando un crecimiento de ventas del 5%. En el conjunto del último trimestre del año el repunte fue del 4,4%, mientras que los precios crecieron en ese periodo un 1,8%.

La tendencia de crecimiento continúa en 2021, tras un enero en el que la tercera ola de la pandemia ha vuelto a intensificar las restricciones para el consumo fuera del hogar. “El año 2021 ha empezado con una situación similar a la de los últimos meses de 2020, y que tendrá continuidad durante las próximas semanas. Los frecuentes cambios e incertidumbres sobre la propia evolución de la pandemia, las diversas olas, las vacunas,…han exigido, exigen y exigirán por parte de los retailers y fabricantes un mayor esfuerzo para adaptarse continuamente a estos cambios en el comportamiento del consumidor", valora Patricia Daimiel, directora general NielsenIQ para España y Portugal.

Esta prevé un primer semestre de 2021 con crecimientos fuertes, por debajo de los vistos en 2020 pero por encima de la situación previa a la pandemia. "Dada la situación sanitaria actual y su previsible evolución, al menos durante la primera mitad de año podemos esperar que se siga trasladando el consumo que tradicionalmente se realizaba fuera del hogar, a nuestras casas". 

Normas
Entra en El País para participar