VidaCaixa ganó un 12% más en 2020, hasta los 888 millones, pese al Covid

La filial aseguradora de CaixaBank gestiona ya cerca de 100.000 millones de euros

Javier Valle, director general de VidaCaixa.
Javier Valle, director general de VidaCaixa.

La maquinaria aseguradora de La Caixa sigue funcionando a pleno rendimiento. VidaCaixa, la filial de seguros de CaixaBank, registró en 2020 un beneficio neto de 888 millones de euros, un 11,7% más que el año anterior, al tiempo que ha ampliado su liderazgo en seguros de vida. La compañía gestiona activos por cerca de 100.000 millones de euros.

Hay que recordar que el conjunto del grupo CaixaBank logró el año pasado unas ganancias de 1.381 millones. Es decir, que casi dos tercios proviene del negocio asegurador. 

"Ha sido un año excepcional. Más aún si tenemos en cuenta que la nueva producción ha caído por la pandemia y el frenazo de la actividad económica. Nuestra evolución tiene que ver con la acumulación, con la cantidad de clientes que siguen haciendo aportaciones periódicas a seguros de vida-ahorro y a planes de pensiones", ha explicado Javier Valle, director general de VidaCaixa, en rueda de prensa.

El negocio de seguros de vida ha aportado 871 millones de euros de ingresos netos para la entidad (+10,6%), mientras que la participación al 49% de SegurCaixa Adeslas y otras filiales supuso 367 millones de euros. Esta compañía (en la que Mutua Madrileña tiene el restante 51%) es la aseguradora líder en seguros de salud. También distribuye seguros generales (auto, hogar, comercio...) en las oficinas de CaixaBank. 

A estos ingresos, habría que detraer los gastos de explotación (127 millones de euros) y los impuestos (224 millones), para llegar a la cifra de 888 millones de beneficio neto.


Cifras de negocio

La gran capacidad de generación de ingresos está muy ligada a la ingente cantidad de activos que administra, bajo diferentes formatos de productos. Son activos por valor de 96.467 millones de euros, al cierre de 2020, un 3,7% más que un año atrás. Un tercio de este dinero está en seguros de riesgo y ahorro garantizado, otro tercio en planes de pensiones y el resto en la filial de Portugal (BPI Seguros) y seguros de ahorro gestionados con garantías.

En el conjunto de las aseguradoras de vida españolas, el volumen de activos ha caído un 0,5% en 2020.

"Con los bajos tipos de interés, los seguros en los que se combina una parte garantizada y otra parte gestionada, cada vez son más importantes. Hace unos años este tipo de productos eran solo 1% del total, y ahora ya representan el 17% de nuestra cartera", apunta Valle.

Dentro del amplio espectro de seguros de ahorro, cada vez hay más productos en los que la aseguradora no tiene que aportar como garantía un activo perfectamente macheado con el horizonte temporal del producto, sino que puede asumir un cierto nivel de riesgo. En el caso extremo, los seguros united linked, son seguros de vida-ahorro en los que el activo subyacente puede ser un fondo de inversión que está totalmente invertido en Bolsa.

El primer ejecutivo de VidaCaixa se ha referido al proceso de fusión entre el grupo CaixaBank y Bankia. "Estamos pendiente de la evolución de la fusión pero, por ahora, somos entidades competidoras y no podemos opinar. En cualquier caso, la integración de las filiales aseguradoras siempre se demora más que con las bancarias".

Una de las bazas de VidaCaixa para seguir atrayendo clientes y ganar cuota de mercado es la buena evolución de los productos que tienen un perfil más inversor. Como ejemplo, entre las 10 mayores gestoras de planes de pensiones en España, CaixaBank ha logrado ser la primera en rentabilidad, con un 2,3% de media de sus planes individuales. De media, en este grupo el retorno ha sido del 0,5%.Y en el sector ha sido del 0,3%.

"En todos los plazos hemos logrado retornos mejores a los del sector. Por ejemplo, en plazos de 5 años, nuestros planes han rentado un 3,2% y la media del sector un 2%", ha explicado el directivo.

Normas
Entra en El País para participar