A&G busca un gran inversor para que compre el 40% que tiene el banco suizo EFG

El grupo ha bajado su participación y quiere salir de España

Sede de A&G Banca Privada, en el Paseo de la Castellana de Madrid.
Sede de A&G Banca Privada, en el Paseo de la Castellana de Madrid.

El banco suizo EFG entró en el capital de A&G en 2008, tomando el 72% del accionariado. Lo que era hasta entonces una plataforma mediana de banqueros privados empezó a crecer con fuerza con el apoyo de un banco internacional. Con los años, EFG ha ido reduciendo su participación hasta el actual 40,51%, pero ahora quiere deshacerse de la misma y los accionistas españoles están buscando un nuevo socio industrial que sustituya a la entidad helvética.

A&G, cuya denominación social es Asesores y Gestores Financieros, se fundó en 1987, promovida por una serie de grupos familiares y empresarios españoles, con el objetivo de obtener rendimientos para sus propios patrimonios. Su presidente es Alberto Rodríguez-Fraile Díaz, y el consejero delegado Gonzalo Rodríguez-Fraile Huete. El primero es hijo del promotor inmobiliario Gonzalo Rodríguez Fraile, fundador de la constructora Feygon.

EFG está incómodo en el accionariado, porque ya no tiene la mayoría y tiene muy poca ascendencia sobre la gestión. Además, prácticamente no cobra dividendos”, explica una fuente conocedora de la situación.

Los portavoces de A&G Banca Privada declinan hacer comentarios sobre esta noticia.

Otras firmas en busca de alianzas

  • Atl Capital. Esta firma de asesoramiento financiero y banca privada, fundada en 2003 por Jorge Sanz, ha mantenido conversaciones estrechas con otras firmas. De acuerdo con fuentes del sector, hace dos meses llegó a tener un acuerdo prácticamente cerrado para ser adquirida por Santalucía Asset Management. Desde la entidad explican que también se han valorado otro tipo de lianzas, e incluso compras de firmas más pequeñas.
  • Tressis. Esta gestora lleva varios años en venta. Tras la salida de algunos de los fundadores en 2016, los socios optaron por aumentar su participación hasta llegar al 55%. Sin embargo, de acuerdo con varias fuentes del sector, sus directivos siguen valorando la posibilidad de dar entrada en el accionariado a un socio industrial. La gran discrepancia está en el precio que piden, que valoraría el grupo en 50 millones de euros.

El primer socio industrial de A&G fue Banque Cantonale Vaudoise, que entró en 1999 en el accionariado de la firma de banca privada y la ayudó a despegar. Entre 2000 y 2007 la entidad consiguió licencias para operar en varios mercados y productos. De hecho, fue de las primeras firmas españolas en desembarcar en Luxemburgo, donde ahora tiene un potente negocio de fondos de inversión.

En 2007, Banque Cantonale Vaodise decidió vender y, a cambio, la firma especializada banca privada EFG International acordó comprar un 72%. En 2014 esa participación había caído al 56%, a medida que iban comprando los socios fundadores y los nuevos banqueros que se incorporaban al proyecto. Ahora tiene tan solo un 40,51%.

En la actualidad, el grupo A&G es una de las principales entidades independientes de banca privada en España, con 77 banqueros y 11.569 millones de euros en activos bajo gestión, a 31 de diciembre de 2020.

En 2019, último ejercicio con las cuentas publicadas, rozó los 60 millones de euros de ingresos y unos beneficios antes de impuestos de unos 8,5 millones.

Además de un potente equipo de banqueros, la firma tiene fondos de inversión tanto en España como en Luxemburgo, así como una división especializada en activos ilíquidos: compra de empresas no cotizadas, de deuda privada, de infraestructuras...

De acuerdo con el último informe sobre banca privada realizado por la publicación Funds People, A&G Banca Privada ocuparía la novena posición dentro del ránking español, solo superada por las divisiones de los grandes bancos (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankinter, Sabadell-Urquijo) y por el suizo UBS y Banca March.


Movimiento en el sector

Los bajos tipos de interés y la presión para rebajar los precios de las comisiones de asesoramiento y de gestión han complicado los márgenes para las firmas de banca privada y las gestoras de fondos. Eso ha hecho que varias estén buscando alianzas.

En el lado comprador, la más activa ha sido Mutua Madrileña, que ya ha adquirido participaciones en EDM, Alantra Wealth Management, Alantra AM, Orienta Capital y Cygnus. También Andbank España, que se ha quedado con el negocio de banca privada de Degroof Petercam y con las gestoras Merchbanc y Esfera.

También están siendo muy activas Santalucía Asset Management, que compró hace unos años Aviva Gestión y ha estado a punto de adquirir Atl Capital, y Abante Asesores, que ha comprado dos firmas de asesoramiento financiero, C2 Asesores y 360º CorA, tras dar entrada en su accionariado a Mapfre, que llegará en junio al 20% del capital).

Normas
Entra en El País para participar