Los gestores batieron a la Bolsa en 2020 al invertir en pequeñas compañías

El exceso de retorno fue del 10% en Europa y en Estados Unidos

Los gestores batieron a la Bolsa en 2020 al invertir en pequeñas compañías pulsa en la foto

Los gestores de fondos han podido demostrar su talento en 2020. Especialmente en lo referente a la inversión en acciones de pequeñas y medianas compañías. De acuerdo con un informe de la firma Lyxor, el exceso de rentabilidad que lograron respecto a la evolución de este tipo de índices fue de cerca de un 10%.

"El año pasado brindó una buena oportunidad a los gestores, porque se produjo una gran dispersión en la valoración de compañías, tanto dentro de un mismo sector, como entre diferentes industrias y países", explica Vincent Donoiseux, jefe de análisis de fondos cotizados (ETF) de la gestora francesa Lyxor Asset Management, filial del grupo galo Société Générale.

El tipo de inversión bursátil donde más destacaron los gestores activos fue en las pequeñas y medianas compañías. En Reino Unido, los fondos cotizados que replican este tipo de índices de Small&Mid Caps rentaron un 10,7% menos que los gestores especializados. Descontando las comisiones, la diferencia sería de algo más de un 9%.

Esta pauta también se apreció en las pequeñas compañías de Estados Unidos, donde el exceso de rentabilidad logrado por los gestores respecto a los ETF fue del 9,9%. En Europa, una diferencia similar, del 9,5%.

En cambio, al analizar el desempeño de los gestores cuando invierten en grandes compañías, la probabilidad de que batan a los índices es inferior. En el caso de Estados Unidos, los fondos cotizados que replican índices han logrado un rendimiento entre un 3% y un 8% superior a los gestores de fondos. El excepcional desempeño de las grandes tecnológicas, como Apple, Amazon, Facebook o Alphabet (matriz de Google) ha inclinado la balanza hacia lo que se denomina gestión pasiva. Fondos cotizados que no se dedican a buscar las mejores oportunidades de inversión sino a replicar la evolución de un índice, en este caso, muy marcado por el desempeño de las mencionadas empresas.

También los fondos que invierten en Bolsa mundial, de grandes compañías, lo han hecho peor que  los ETF. En España, por ejemplo, los ETF que replican al Ibex 35 perdieron un 12,9%, mientras que los gestores activos de Bolsa española perdieron un 13,1%, que puede llegar al 15% si se añaden las comisiones.

Tan solo hay una excepción a esta tónica: los fondos de Bolsa de gran capitalización con perfil value (aquellos que invierten en compañías que están especialmente infravaloradas). En este caso, los gestores activos en Bolsa europea han logrado un 4,9% más de retorno que los ETF, y del 3,5% en Estados Unidos.


Análisis de 13.000 fondos

El informe Active-Passive Navigator que elabora el equipo de Lyxor ETF Research and Solutions es un análisis  de la rentabilidad de 13.000 fondos activos domiciliados en la UE (que representan 2,3 billones de euros en activos) en relación con sus índices de referencia asociados.

Según el informe, la mayoría de los gestores activos superaron a sus índices de referencia en la mayoría de las categorías de renta variable. Las respuestas desiguales de los Gobiernos relacionadas con la pandemia provocaron una mayor dispersión de los precios entre países, sectores y factores, lo que a su vez creó oportunidades para los gestores activos de renta variable.

En cambio, los gestores activos especializados en bonos tuvieron peores resultados. Muchos de ellos tuvieron dificultades para seguir el repunte de la renta fija provocado por los bancos centrales o la incesante contracción de los diferenciales de crédito.

Sin embargo, hubo varios puntos positivos. Los gestores de deuda de mercados emergentes destacaron con un 69% de resultados mejores que su índice de referencia. Los gestores de renta fija agregada estadounidense y global también obtuvieron buenos resultados (54% y 52% respectivamente).

Normas
Entra en El País para participar