Valor a examen

La opa sobre Naturgy realza a ojos del mercado el valor de su negocio

Algunos analistas han elevado su valoración por encima del precio de la opa del fondo IFM. La recomendación a los minoritarios es acudir ante el potencial ‘verde’ de la compañía

Sede operativa del grupo energético Naturgy en Barcelona
Sede operativa del grupo energético Naturgy en Barcelona EFE

Naturgy renueva el protagonismo adquirido en las últimas semanas de 2020, aunque por diferente motivo. Entonces, el mercado respaldaba la decisión de la compañía de dar mayor peso a las renovables en su negocio; ahora, el fondo de pensiones australiano IFM ha anunciado una opa por el 22,69% del capital.

La operación se ha formulado a 23 euros por acción, que implica una capitalización de 5.060 millones de euros y una prima del 20% con respecto al cierre del día anterior de remitir el comunicado a la CNMV. Naturgy llegó a subir el 15,5% en la sesión posterior hasta alcanzar máximos de un año pero no ha llegado a alcanzar el precio de la oferta. Cotiza el 7,3% por debajo. El mercado descarta de momento una contraopa.

La oferta, considerada por Naturgy como “no solicitada” aunque más amistosa de lo que podría parecer en principio, aún debe pasar por una serie de filtros para progresar. El objetivo de IFM es finalizar el proceso en verano, pero el Gobierno debe dar antes el visto bueno. Con el inicio de la pandemia, y la fuerte penalización que soportaron algunas compañías en sus valoraciones, el Ejecutivo estableció en el primer decreto de alarma, que una toma de control de inversores extranjeros por encima del 10% en una empresa española considerada estratégica, deberá contar con su autorización.

De momento, los accionistas de referencia CVC (a través del vehículo Rioja Bidco) y el fondo de infraestructuras GIP, han confirmado que no venderán sus participaciones, que suman un 41,36%. Aunque sí han avanzado que facilitarán que el nuevo consejo de la mayor empresa gasista de España refleje la posición de IFM en el consejo. Criteria, el primer accionista con el 24,7% del capital, tomará una decisión en los próximos días, al igual que Sonatrach con ostenta casi el 4% de la energética. La opa está condicionada a la aceptación de al menos el 17% de las acciones.

“La oferta pone en valor a Naturgy, ya que estaba infravalorada”, explican desde Alphavalue. Naturgy llegó a perder el 35% en 2020, aunque la caída en el año quedó en el 17%.

Al margen del resultado de la opa, este movimiento supone otro punto de inflexión para la energética. Banco Sabadell considera la operación positiva para los minoritarios, que son “a quienes se dirige la oferta” y recomienda acudir cuando esté formulada. “Entendemos que pretende formar un sindicato robusto de accionistas para exprimir el valor de Naturgy vía desinversiones”, dice.

Bankinter opina igualmente que la transacción es “atractiva” para los minoritarios, pero advierte que de llegar a buen término “el free float se quedará muy reducido; por debajo del 10%”, lo que puede dificultar la liquidez del valor. “Aunque no es por el 100% del capital, pensamos que la opa supondrá un suelo a la acción en el medio plazo sobre los 22 euros”, añaden.

Varias firmas han mejorado el precio objetivo. La más entusiasta ha sido Bank of America, que tras conocer la intención de IFM lo ha situado en 28,7 euros, que deja un potencial de revalorización del 33% sobre el nivel actual. La entidad ha incrementado el valor de las acciones en 12,4 euros desde el pasado octubre. “Vemos atractivo en Naturgy con independencia de la oferta de IFM”. “Podría hacer que los inversores reevalúen la compañía después de un mal 2020”, apunta el banco estadounidense. En su opinión, hay tres “acciones recientes” que apoyan el potencial de los títulos: la venta su filial chilena, que tiene como objetivo acelerar el negocio de renovables, la adquisición del gasoducto de renovables en Estados Unidos, y la subida de los precios del gas, que podría impulsar la previsión de ingresos.

La opinión de Barclays va en paralelo a la de Bank of America: “Creemos que la oferta debería reflejar adecuadamente el valor futuro de las actividades de crecimiento orgánico en Naturgy, por ejemplo, sus actividades de energías renovables”. La firma ha subido el objetivo un 24%, a 26,5 euros. “La cotización no descuenta las nuevas sinergias de costes, mientras que el grupo apunta a reducir su perfil de riesgo al disminuir sus actividades con exposición al carbono”, subraya.

Sin noticias del nuevo plan estratégico

Plan. El mercado esperaba que en febrero, con la presentación de los resultados de 2020, la compañía diera a conocer un nuevo plan estratégico más acorde con el giro del negocio hacia las renovables. Pero esa posibilidad comienza a descartarse y la compañía no se ha pronunciado al respecto. “No esperamos ninguna actualización mientras dure el proceso de opa”, apuntan desde Barclays. De esta forma, deja “sin visibilidad el crecimiento futuro de la compañía; los accionistas solo tendrán de referencia el anterior plan lanzado en 2017, que ha quedado obsoleto, después de los últimos cambios significativos en el sector, como el Pacto Verde Europeo aprobado en diciembre o el Plan de Recuperación Europeo”, añade la firma. Los analistas destacan también que “la descarbonización está ahora en la cima de la agenda de la UE, se proyecta un crecimiento para empresas como Naturgy”.

Resultados. Barclays calcula unos ingresos para Naturgy en 2020 de 14.184 millones de euros, el 38% menos que en 2019. El margen ebitda lo sitúa en el 26,5% frente al 19,8% anterior y la rentabilidad por dividendo por encima del 6%. Bank of America espera caída de las ventas del 32%.

Normas
Entra en El País para participar