Columbia Threadneedle

Rubén García Páez: “A corto y medio plazo nos gusta sobre todo la Bolsa británica”

El director general de Columbia Threadneedle para Iberia y Latinoamérica prevé que las tecnológicas sigan batiendo al mercado por su elevado poder de fijar precios  

Rubén García Páez, director general de Columbia Threadneedle para Iberia y Latinoamérica
Rubén García Páez, director general de Columbia Threadneedle para Iberia y Latinoamérica

Columbia Threadneedle es una de las grandes gestoras internacionales, con un volumen de activos bajo gestión de 450.000 millones de euros. La firma es producto de la fusión de Threadneedle (una casa británica que lleva el nombre de la calle donde tiene su sede el Banco de Inglaterra) y una gestora estadounidense fundada en Oregón. La entidad es propiedad del grupo Ameriprise Financial y tiene un importante reconocimiento en la inversión en pequeñas y medianas compañías. En España, el patrimonio bajo gestión está cerca de los 3.000 millones de euros. Su máximo responsable para Iberia y Latinoamérica, Rubén García Páez (Madrid, 1971), explica cómo han sido los últimos años y cuál es su visión sobre el mercado.

¿Cuál es su balance de 2020?

Ha sido un año muy pintoresco. La corrección de los mercados en marzo y abril fue muy fuerte pero, curiosamente, no hubo muchas salidas de inversores. Al final, para Columbia Thread­needle ha sido un año relativamente bueno. Hemos conseguido acabar con captaciones positivas pese a todo. Hay que recordar que en 2020 el Ibex cayó un 15%, y eso marca mucho el sentimiento inversor en España.

¿Y en cuanto a rentabilidades?

En nuestros fondos han sido espectaculares. Hemos conseguido batir a los índices de referencia por un margen de más del 10%. El fondo global de tecnología ha rentado más del 40%.

¿Cuál es el fondo bandera de la firma?

El Threadneedle Global Focus. Se trata de un fondo que busca compañías con un producto, una marca o un proceso diferencial que les permita mantener buenos ingresos en entornos difíciles. Es el caso de compañías como Microsoft, Amazon o Visa. El estilo de inversión combina visión de calidad con crecimiento. Su gestor, Dave Dudding, ha demostrado una enorme capacidad para encontrar esas empresas de mucha calidad y que crecen en entornos difíciles de la economía. Este vehículo ha logrado una rentabilidad media anual de más del 18% en los últimos tres años. La clave es invertir a un precio razonable.

¿Qué espera del mercado para este ejercicio?

La situación macroeconómica me recuerda a la de 2009, con países y empresas muy endeudadas, baja inflación y tipos negativos. En Europa, veremos si vuelve a haber caídas del PIB durante el primer trimestre. En este entorno, lo van a hacer mejor las compañías que tienen mucho poder de fijación de precios, como suele ocurrir con las tecnológicas. En cualquier caso, a medida que se extienda la campaña de vacunación creemos que irá aflorando el valor real de muchas compañías, especialmente en las que tienen un perfil value y sobre todo en las pequeñas y medianas. Eso sí, a medio plazo, creemos que las empresas con un perfil de calidad y crecimiento seguirán ganando la partida.

¿Cómo están jugando en la inversión en tecnológicas?

Nuestro fondo Threadneedle Global Technology se gestiona directamente en Silicon Valley desde hace 20 años. Y su retorno medio anual en los últimos cinco años ha sido de más del 25%. Además de invertir en los gigantes del sector, como Apple, tiene un importante componente en fabricantes de chips y semiconductores, lo que permite que su evolución sea un poco menos volátil que otros fondos comparables.

¿Qué geografías están recomendando para invertir?

A corto y medio plazo nos gustan especialmente las compañías británicas. La diferencia de valoración entre el Footsie de Londres y el S&P 500 de Estados Unidos está en máximos desde 1960, y creemos que se tiene que ir estrechando. Para una visión más a largo plazo, nos gustan especialmente las compañías de Asia.

¿Cuáles son las principales fortalezas de la gestora?

La parte de Columbia siempre se ha destacado por los fondos de renta fija de Estados Unidos, de bonos de alto rendimiento estadounidenses, bonos municipales..., mientras que Threadneedle tiene mucha experiencia en renta fija y variable de Reino Unido y también en Bolsa mundial. Así que eran dos firmas muy complementarias.

¿Qué tipo de activos gestionan más?

El grupo gestiona un 53% en Bolsa, un 39% en bonos y el resto en activos alternativos. En España, lo que más hemos vendido son fondos de crédito. En concreto, el fondo Credit Opportunities. Un producto con una volatilidad muy controlada y un perfil muy conservador, que encaja mucho con el cliente español. En 2020, también ha entrado dinero en nuestros fondos de pequeñas y medianas compañías y en el mencionado Global Focus.

Las gestoras de fondos internacionales están viviendo una época de esplendor en España. ¿A qué lo atribuye?

Hasta hace 10 años, más del 90% del mercado eran fondos de bancos. Con la concentración bancaria, han desaparecido muchas gestoras por fusión, pero la banca sigue teniendo mucho poder. Ahora bien, poco a poco, los grandes grupos financieros vieron que
para dar un mejor producto y servi­cio a los clientes era mejor que les ofrecieran también fondos de gestoras internacionales. Empezó en banca privada, luego siguió con los fondos de fondos y ahora con los contratos de gestión discrecional de carteras. El inversor español se ha dado cuenta de que la calidad de los fondos internacionales es superior, gracias a una mayor especialización y a disponer de muchos más recursos.

¿Cómo les afectan las fusiones de bancos?

Tiene sus peligros. En España hay más de un centenar de gestoras internacionales luchando por el mercado, pero cada vez hay menos gestoras bancarias. Si te quedas al margen de la selección de fondos de Santander, BBVA y CaixaBank-Bankia, te quedas fuera del mercado. En ese sentido, nosotros estamos satisfechos porque trabajamos con las grandes.

¿El mercado de fondos seguirá creciendo?

Creo que sí. Sigue habiendo más de 900.000 millones de euros en depósitos bancarios que no ofrecen nada de rentabilidad. Si se mantiene la actual normativa, los fondos de inversión seguirán siendo el mejor vehículo para acumular patrimonio.

Normas
Entra en El País para participar