Tabaco

La pandemia arrastra la venta de cigarrillos a su mínimo histórico

Las cajetillas comercializadas cayeron un 8% en España y apenas superaron los 2.000 millones

La pandemia arrastra la venta de cigarrillos a su mínimo histórico

Pocos sectores se escapan de los efectos de la pandemia, y el tabaquero no ha sido uno de ellos. La venta de cigarrillos cayó en 2020 a su nivel más bajo desde, al menos, 1989, primer año de la serie estadística elaborada por el Ministerio de Hacienda.

En total se vendieron en España, sin contar Canarias, 2.070 millones de cajetillas de 20 unidades de cigarrillos, un retroceso del 8% respecto al año anterior, lo que también representa su mayor caída anual. Ese número de cajetillas es menos de la mitad de lo que se consumía, por ejemplo, en 2008, cuando se superaron los 4.500 millones.

A diferencia de otros sectores, los estancos sí se mantuvieron abiertos durante el confinamiento de marzo y abril. Sin embargo las restricciones asociadas a otras actividades, como la restauración o el ocio nocturno, también ha impactado en el sector tabaquero al reducirse los momentos de consumo, según ha explicado este jueves Águeda García-Agulló, presidenta y directora general de la Mesa del Tabaco. "Se ha notado el impacto del covid en la caída del turismo en las restricciones vinculadas al control de la pandemia. Se han reducido los momentos de ocio y de relaciones sociales, y la actividad turística tiene impacto en muchos sectores".

Según datos aportados por la Mesa del Tabaco, las ventas en volumen ligadas al consumo de turistas cayeron más de un 38%, y en zonas especialmente receptoras como Baleares la caída llegó al 59%.

A nivel general, la provincia balear ha sido la que ha registrado una mayor caída de venta de cajetillas, alcanzando el 36%, el doble que la siguiente, Alicante, con un 18%. Le siguen otras tradicionalmente receptoras de turistas o que atraen compradores del exterior por su situación fronteriza. Las ventas en Girona cayeron un 16%, en Tarragona un 12%, y en Málaga, Guipúzcoa y Navarra un 11%. En Madrid y Barcelona, las provincias con una mayor venta, las caídas fueron del 6,3% y del 7,5% respectivamente.

Venta en valor

La caída en la venta de cajetillas trae consigo, lógicamente, un retroceso en la facturación. En el caso de los cigarrillos esta fue de 9.363 millones [de nuevo sin contar Canarias y sumando Ceuta y Melilla], lo que supone una caída anual del 8,4%. Sumando todas las labores las ventas sumaron 11.095 millones de euros, un 6,7% menos.

Esto supuso también una caída en la recaudación fiscal. Esta fue de 8.460 millones, un 6,9% menos.  De cara a 2021, el sector espera recuperar una cierta normalidad, siempre que lo permita la evolución de la pandemia y la vacunación se haga en los plazos previstos. La Mesa del Tabaco sí espera que esta caída sufrida durante 2020 no permita recuperar los niveles anteriores a la crisis, como sí sucedió en la crisis económica anterior. "Esta caída está ligada a unos aspectos concretos que nunca nos hemos encontrado. Es una pandemia, una situación nueva, muy anormal. Lo razonable y lo que cabría esperar es que cuando la situación se normalice volvamos a los mismos niveles. La previsión sería de estabilidad", ha apuntado Águeda García-Agulló. 

Normas
Entra en El País para participar