Cuenta de resultados

Bankia se despide con un beneficio de 230 millones en 2020, un 57,6% menos

El banco cierra su etapa con un aumento récord de hipotecas en el último trimestre y el mercado premia sus cuentas: la acción subió ayer un 4,43%

Adiós a Bankia. Hace justo 10 años que se dio a conocer la nueva marca del banco formado por la fusión de siete antiguas cajas de ahorros, de las que destacaban Caja Madrid y Bancaja.

Ahora, una década después esa entidad dejará de existir para pasar a integrarse en CaixaBank.

Bankia celebró ayer su última rueda de prensa de presentación de resultados. Cerró el ejercicio del Covid con un beneficio de 230 millones de euros, un 57,6% menos que un año antes. Pese a la caída de las ganancias, derivadas de provisionar 505 millones de euros extraordinarios por la pandemia, el resultado fue mejor de lo que esperaba el mercado, y al final de la jornada se lo premió con una subida de la acción del 4,43%, para cerrar a 1,38 euros por acción.

Pese a estos resultados, que hubieran ascendido a 816 millones de euros, un 8% superiores al año anterior, sin tener en cuenta impuestos y las provisiones por el coronavirus, el banco no logró cumplir los objetivos fijados en su plan estratégico 2018-2020. Los bajos tipos de interés reinantes desde hace ya casi un lustro, unido ahora a la crisis sanitaria y económica rompieron todas sus previsiones, y las del Estado, dueños del 61,8% del capital, de recuperar una parte destacada de los más de 24.000 millones inyectados en Bankia en 2012 para su saneamiento.

No logró domar la cuenta de resultados, pero sus gestores sí lograron devolver la confianza en la entidad, y a los clientes, según coinciden varios analistas. Una muestra es el crecimiento en un 14,3% en la concesión de hipotecas en el año marcado por la pandemia, tras conseguir un trimestre récord al prestar 1.086 millones para la compra de una vivienda. La rentabilidad del banco, sin embargo, se redujo al 1,8%.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, destacó ayer el “espectacular” cuarto trimestre del banco para hacer frente a la crisis del coronavirus. Su beneficio estanco fue de 50 millones, frente a unas pérdidas de 34 millones de igual periodo de 2019.

BANKIA 1,78 2,65%

Las ganancias bajan por una provisión de 505 millones por el Covid

El margen de intereses del año alcanzó los 1.904 millones de euros, un 5,9% menos que en 2019 debido al impacto de la caída de la curva de tipos, al mayor peso del segmento de empresas y a los menores volúmenes de consumo y menor contribución de intereses de la cartera de renta fija.

Las comisiones netas se sitúan en 1.213 millones de euros y registran un crecimiento interanual del 12,2%, y los gastos de explotación descienden un 2%. Goirigolzarri explicó que pese a los mayores ingresos por comisiones, tres millones de clientes de Bankia se han librado de ellas por su relación con la entidad y confía en no perder clientes y que esa cifra sea mucho mayor cuando culmine la fusión, ya que CaixaBank, en su opinión, tiene la misma filosofía.

El banco provisionó 997 millones en el ejercicio, un 48,5% más que en el año anterior. Incluye las dotaciones por Covid de 505 millones y otras provisiones por 492 millones de euros, lo que supone un 26,7% menos que en 2019.

En cuanto al crédito a la clientela bruto, aumentó un 3,1%, hasta totalizar 124.328 millones de euros, debido a las nuevas operaciones avaladas por el ICO, que elevan el stock de crédito sano en empresas un 17% en el año. Bankia concedió 42.600 millones de euros a empresas, un 17% más; el crédito al consumo, sin embargo, bajó un 53,6% y quedó en 1.229 millones.

El objetivo que sí ha cumplido Bankia es el de ser líder en ratio de capital entre la gran banca española. Su ratio CET 1 fully loaded, el capital de máxima calidad, asciende al 15,48%, que se eleva al 16,17% si se incorporan las medidas de flexibilización de los reguladores”.

Normas
Entra en El País para participar