Servicios

Competencia estudia la compra de la funeraria Rekalde por Mémora

Análisis "en profundidad" por "riesgos" de concentración en el sector vasco de tanatorios

Los servicios funerarios se han disparado con la pandemia.
Los servicios funerarios se han disparado con la pandemia.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto un "análisis en profundidad" de la operación de compra por parte del grupo Mémora de la funeraria vasca Rekalde. La adquisición pudiera suponer riesgos de concentración del negocio de tanatorios en Euskadi, según ha anunciado el regulador.

Mémora, participada por el fondo canadiense OTPP, compró Rekalde y sus cinco filiales vascas. Una inversión que "afecta a los mercados mayoristas de servicios funerarios", donde las aseguradoras de decesos contratan estas actividades porque no tienen instalaciones propias.

A juicio de la CNMC, Mémora "reforzaría su posición" en el mercado vasco de tanatorios, sobre todo en Gipuzkoa, en las zonas de Errenteria y San Sebastián. También "adquiriría presencia notable" en otros municipios de este territorio "donde no estaba presente". El regulador cita a las localidades de Hernani, Irún, Olaberria, Tolosa, Villabona y Zarautz.

También extendería su presencia en el segmento mayorista de servicios de crematorios y de cementerios, al "adquirir una presencia notable", según el planteamiento de la CNMC, en otras poblaciones donde tampoco estaba presente. En esta lista vuelve a incluir, en el caso de los crematorios, a San Sebastián, Errenteria y Olaberria, además de a Villabona. Para los cementerios, su presencia es muy significativa en todo Gipuzkoa, a juicio del regulador.

Así que la CNMC analizará en profundidad "los riesgos mencionados" y "antes de decidir si aprueba o no la concentración" de Mémora y Rekalde. Las empresas pueden recurrir la resolución, que todavía no se ha tomado.

Normas
Entra en El País para participar