Textil

Boohoo y ASOS se comen a dos clásicos de la distribución británica

La primera anuncia la compra de la marca Debenhams por 62 millones de euros, mientras que la segunda reconoce negociaciones para adquirir las del grupo Arcadia

Boohoo y ASOS se comen a dos clásicos de la distribución británica
REUTERS

Los principales operadores del sector textil británico se comen a dos de los clásicos del sector en las islas. Un signo más de los tiempos que corren, en los que la pandemia ha acelerado el impulso a los nativos del comercio online y ha condenado a las empresas tradicionales que no han sabido o no han podido adaptarse a las nuevas corrientes del mercado.

La primera compra la protagoniza Boohoo, que en los últimos años ha experimentado un crecimiento fulgurante que ha continuado en 2020, con un incremento de sus ventas del 42% en los 10 primeros meses de su ejercicio fiscal por encima de los 1.664 millones de euros. En 2015 no llegaba a 200. Esta ha anunciado la adquisición la propiedad intelectual de la marca Debenhams por 55 millones de libras, unos 62 millones de euros al cambio actual. En un comunicado explica que ha adquirido "todos los activos de propiedad intelectual, incluidos los datos de los clientes e información de negocios realcionados y determinados contratos". Debenhams, una de las principales cadenas de la distribución minorista en el Reino Unido, anunció a principios de diciembre el cese de su actividad, lo que suponía la pérdida de 12.000 empleos y el cierre de sus 124 establecimientos, después de no encontrar un comprador. Durante el año pasado entró en lo que en España sería un proceso concursal y sus administradores han puesto a la venta algunos de sus activos, como los que ha adquirido hoy Boohoo, 

La operación conlleva que esta se haga con la tienda online de Debenhams, con un tráfico de 300 millones de visitas anuales. "La operación representa una oportunidad fantástica para hacer crecer nuestro mercado objetivo", ha dicho en un comunicado la compañía online. "El grupo intentará reconstruir y relanzar la plataforma Debenhams", incluyendo nuevas categorías de producto como la belleza, el deporte o los artículos para el hogar. "La adquisición representa una emocionante oportunidad estratégica para transformar nuestro mercado objetivo a través de la creación de una plataforma online que aproveche el gran conocimiento y tráfico de la marca Debenhams mediante el desarrolo de marcas de belleza y la asociación con marcas que conecten con los clientes", ha dicho el consejero delegado de Boohoo John Lyttle. Esta compañía crece hoy más de un 4% en Bolsa.

La otra operación tiene una lógica similar. Apenas unos días antes de que se anunciase la liquidación de Debenhams, otro operador del retail británico se vio obligado a un movimiento similar. Se trata del grupo Arcadia, propietario de la cadena Topshop y con 444 tiendas en el Reino Unido. Desde diciembre está en manos de administradores de Deloitte tras reconocer un "impacto severo" de la pandemia en sus ventas. Este grupo da empleo a 13.000 personas.

ASOS, el principal operador del textil online del Reino Unido, ha reconocido este lunes "conversaciones en exclusiva" con los administradores de Arcadia para comprar las marcas Topshop, Topman, Miss Selfridge y HIIT. "El consejo cree que esto representa una oportunidada irresistible de adquirir marcas fuertes que resuenan entre sus clientes. En este punto no hay certeza de que vaya a cerrarse una transacción", ha aclarado la compañía. Esta se dispara más de un 6% en la Bolsa londinense.

ASOS cerró el ejercicio fiscal 2020 en agosto del año pasado con un incremento de las ventas del 19%, cerca de los 3.700 millones de euros, y ganó 127 millones de euros, casi cinco veces más que en el año anterior. Una tendencia que ha continuado en los primeros cuatro meses del ejercicio 2021, con un alza de ventas del 23%.

Normas
Entra en El País para participar