Valor a examen

ArcelorMittal frena el rally tras escalar más del 200%

El grupo siderúrgico sigue siendo una opción de compra para la mayoría de los analistas, pero se enfrenta al temor a un nuevo parón de la economía

Arcelor Mittal Pulsar sobre el gráfico para ampliar

ArcelorMittal es un claro ejemplo de exposición al ciclo. El inicio de la pandemia en marzo de 2020 llevó al valor a rozar mínimo histórico a la altura de los 6 euros y acumular una pérdida anual del 60%. El anuncio de la efectividad de la vacuna de Pfizer en noviembre, que condujo a las expectativas de recuperación, le ha proporcionado un ascenso desde mínimos del 220% hasta principios de este año.

Tras un arranque de 2021 con ímpetu, las acciones se han estabilizado en el nivel más alto desde mayo de 2019. A partir de ahora, el valor seguirá dependiendo en gran medida de la evolución de la economía y de la efectividad de la vacuna del Covid.

Por lo pronto, y a pesar del rally, queda margen de subida con respecto al precio que establecen los analistas: 21,58 euros a 12 meses, según recoge Bloomberg. El potencial aún ronda el 15% y el 70% del consenso de analistas recomienda comprar.

Bank of America ha sido de las últimas firmas en emitir una opinión sobre la siderúrgica. Ha reiterado el consejo de compra y la ha situado como una de las mejores opciones para invertir en el sector europeo. Da un precio a los títulos de 28 euros. El banco contempla una mejora de los precios del acero y de las materias primas en general hasta los niveles de recuperación mostrados durante 2017 y 2018, cuando el ebitda del grupo se situaba en 8.500 millones de dólares y 10.000 millones de dólares (unos 7.000 y 8.250 millones de euros).

De enero a septiembre de 2020, la compañía triplicó pérdidas hasta situarlas en 1.640 millones, mientras que el ebitda se desplomó un 40%, hasta los 2.100 millones de euros. La industria del acero sufrió con dureza el confinamiento debido a las restricciones de la producción.

El mercado de materias primas ha iniciado el año con mucho mejor tono; a las expectativas de la vuelta al crecimiento este año se han unido otros factores positivos, como un dólar algo más débil frente al euro, unas mayores importaciones por parte de China, así como la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca y el anuncio de nuevos paquetes de estímulo fiscal para impulsar el crecimiento.

Credit Suisse comparte la opinión de que ArcelorMittal es una de las mejores opciones para aprovechar la recuperación del sector siderúrgico. La firma destaca la mejora de la demanda de acero en todas las regiones y que los precios hayan sido especialmente fuertes en los últimos meses de 2020 tanto en Europa como en Estados Unidos.

Sin embargo, Bankinter considera que las acciones de la empresa son “recomendables solo para perfiles dinámicos”, dado su perfil cíclico. El principal riesgo que contemplan los analistas es la pandemia y su avance podría retrasar o dificultar la recuperación de la economía, un temor que se está abriendo paso en el mercado.

Bankinter estima para ArcelorMittal unos ingresos para 2020 de 53.035 millones y un ebitda de 3.610 millones, que recogen descensos del 25% y el 30% frente a 2019. Para 2021, apunta una mejora de estos ratios del 9,5% y el 50%, respectivamente. Está previsto que presente el balance del ejercicio el próximo 11 de febrero.

ArcelorMittal también ha recibido apoyo desde el punto de vista del accionariado. Société Générale comunicó el 31 de diciembre a la CNMV el aumento de su participación desde el 4,3% hasta el 5,2%. La entidad mantiene acciones en la metalúrgica a través de varias de sus sociedades, incluyendo la matriz francesa y la filial en Alemania y EE UU. SG emitió días antes de que terminara 2020 la recomendación de comprar sobre ArcelorMittal, estableciendo el precio objetivo más elevado –y muy por encima del estimado por el consenso del mercado–, de 32,5 euros; esta valoración implica un recorrido alcista de más del 70%.

BlackRock, por su parte, alcanzó una posición en el capital del 5,11% en mayo, que ha ido reduciendo meses después hasta situarla en el 3,20% actual.

Objetivo: sanear balance y volver al dividendo

Deuda. El grupo siderúrgico anunció en mayo de 2020 una inyección de fondos de 1.848 millones de euros para reducir su deuda financiera neta, que se situaba en 9.500 millones. La aportación de recursos se realizó por dos vías: una ampliación de capital de 693 millones –con un descuento sobre el precio de la acción del 0,8%– y una emisión de bonos convertibles en acciones por 1.155 millones. La familia Mittal, principal accionista, se comprometió a aportar el 10% de dichos fondos. La deuda se situó a septiembre en 5.770 millones de euros.

Venta. ArcelorMittal ha vendido todos sus activos en Estados Unidos a la minera Cleveland-Cliffs por un valor de 1.200 millones de dólares. Cleveland-Cliffs asumió los pasivos de la compañía y ha pasado a ser el primer fabricante de acero laminado plano de Norteamérica. ArcelorMittal ha destinado los ingresos en efectivo –500 millones de dólares – para la recompra de 35,6 millones de acciones.

Retribución. La compañía suspendió el dividendo al inicio de la pandemia. Con la mejora de la deuda y las previsiones de recuperación, los analistas esperan que retome los pagos en 2021.

Normas
Entra en El País para participar