Capital riesgo

PAI, Artá, ICG y Stirling pasan a la final en la puja por los fertilizantes SAS

Las ofertas superan los 150 millones

PAI, Artá, ICG y Stirling pasan a la final en la puja por los fertilizantes SAS

La venta de la compañía catalana Sustainable Agro Solutions (SAS) avanza a buen ritmo. Ante un voraz apetito de los fondos de inversión, los accionistas del productor de fertilizantes ya han seleccionado las cuatro ofertas finalistas. PAI, Artá, ICG y Stirling son los seleccionados que podrán hacerse con la firma por más de 150 millones.

El sector primario español saca brillo. No en vano, el proceso de venta de SAS, coordinado por KPMG, ha despertado un apetito voraz de los fondos de capital riesgo, tanto nacionales como internacionales. El presidente de la compañía, Francesc Xavier Justribo Abos, con el 20%, y su consejero delegado, Eduardo Matías Vallverdu Vidal, con el 10%, han recibido más de media docena de ofertas como principales accionistas.

Dado el alto interés, la big four ha establecido un corte y ha seleccionado cuatro ofertas para que pasen a la fase final. Son las de PAI –que acaba de apostar por el sector español con la toma del 51% de Angulas Aguinaga, además de Tendam y Áreas–, Artá (el fondo de private equity de la familia March, dueño del productor de destilados Alvinesa, el fabricante de satélites Satlink y presente en Telepizza o el fabricante de masas congeladas Monbake, entre otros) y los vehículos británicos ICG y Stirling, sin ninguna participación de relevancia en el mercado español actualmente.

Estos cuatro fondos seleccionados tienen ahora un plazo, de unos tres meses, para analizar con profundidad la compañía y realizar las labores de due dilligence. Y después presentar sus ofertas vinculantes. Está previsto que el proceso no termine hasta después de Semana Santa.

Altas valoraciones

Por el momento, estas cuatro ofertas superan ampliamente los 150 millones de valoración. La compañía cerró 2019 con un beneficio de 10,44 millones y unos ingresos de 31,31 millones, según sus cuentas de 2019, consultadas a través de Insight View. Esto supone que los fondos están valorando la compañía a más de 15 veces sus beneficios de 2019.

Todo lo relacionado con la alimentación ha brillado durante la pandemia del Covid-19. De hecho, la compañía avanza en sus cuentas que durante el primer trimestre de 2020 ni los ingresos ni los beneficios de SAS se vieron reducidos por la pandemia, si bien no se incrementaron tanto como estaba previsto.

"No se ha tenido que interrumpir la producción en la planta, ni se ha tenido que paralizar la actividad de las empresas del grupo. El grupo no ha sufrido cancelaciones significativas de pedidos de clientes para los próximos meses", apunta la compañía en sus cuentas.

Prueba de este apetito por el sector fue la venta de Rovensa, la antigua Sapec, la líder en la Península Ibérica en el sector de los herbicidas. Finalmente fue adquirida por Partners Group a cambio de 1.000 millones, si bien su antiguo dueño, Bridgepoint, decidió recomprar el 50%.

Fundada en 1984, cuenta con filiales en España, México y Brasil y, según su página web, presencia en 84 países con una plantilla de más de 100 trabajadores. Tiene cuatro marcas en su portfolio.

Según sus últimas cuentas anuales, la compañía llega a este proceso de venta con una deuda con entidades de crédito por más de 2 millones de euros, de los cuales cerca de un 50% vencen en los dos próximos años. La buena marcha de la compañía, además, le ha permitido llevar a cabo una generosa política de dividendos. En 2019 repartió entre sus accionistas 7,4 millones, frente a los 5,19 millones que pagó un año antes.

Normas
Entra en El País para participar