iPhone 12 Mini de Apple.
iPhone 12 Mini de Apple.

Tendremos nuevo iPhone SE este año con ‘notch’ pero sin Face ID

Apple prepara la renovación de su gama más económica.

Apple vuelve a ser noticia por las informaciones que llegan alrededor de un modelo de iPhone que todos pensaban que no se movería de su sitio hasta, por lo menos, dentro de un par de años más. Nos referimos a esa gama SE que cuenta con dos generaciones a sus espaldas y que vivió una renovación hace apenas doce meses. En marzo de 2020.

En esa ocasión, la primera revisión del modelo original de 2016 hizo suyas las formas y diseño de los viejos iPhone 8 de 2017, con un mayor tamaño de pantalla, bordes redondeados, botón Home y hardware (procesador sobre todo) que tomó prestado de los iPhone 11 de 2019. Una evolución lógica para alimentar una gama que tiene millones de fieles en todo el mundo que no quieren gastarse mil euros en sus dispositivos.

Diseño con notch pero sin Face ID

Así las cosas, acaban de aparecer algunos datos interesantes en los que se desvelan los planes que podría tener Apple de cara a un futuro iPhone SE de tercera generación que podría llegar al mercado este mismo año, rompiendo así el ciclo de vida de esta gama que, al menos el primero de los dispositivos, consiguió aguantar a la venta cuatro años completos. A pesar de su obsoleto diseño basado en los iPhone 5s de 2013.

En esta ocasión, el iPhone SE adoptaría eso que los anglosajones llaman factor de forma de los iPhone X de 2017, mostrando un frontal todo pantalla con notch, que se mantendría prácticamente como un homenaje al mismo que tienen sus hermanos mayores, ya que según las mismas fuentes no tendrá Face ID. Estos smartphones económicos de Apple no contarían con tecnología de reconocimiento facial y sí con un lector de huellas dactilares instalado en uno de los botones laterales.

Esta fórmula de ubicar el Touch ID en un botón ya la hemos visto en los nuevos iPad Air presentados por Apple el año pasado, y serían una buena manera de darle más utilidad en estos tiempos de pandemia, mascarillas y problemas para desbloquear nuestros smartphones. Eso sí, paralelamente a ese diseño su pantalla crecería hasta las 6,1 pulgadas, similar a la de los iPhone 12 y iPhone 12 Pro, vendría con un procesador actualizado más potente, seguramente un A14, mejor cámara y, si nada lo remedia, sin cargador ni Earpods en la caja. Siguiendo la estela de los últimos móviles lanzados por los de Cupertino.

Normas
Entra en El País para participar