Banco de España

La banca más pequeña sube la rentabilidad media del sector, pese a ser negativa en un 2,51%

Tras provisionar 35.066 millones por el Covid-19

Sede del Banco de España tras el paso del temporal Filomena.
Sede del Banco de España tras el paso del temporal Filomena.

La rentabilidad del conjunto de la banca que opera en España continúa bajo cero. En concreto, se sitúa en el -2,51% a finales del tercer trimestre en su cálculo sobre recursos propios (ROE) después de haber realizado 35.066 millones de euros en provisiones para encarar potenciales deterioros ante la crisis del Covid-19 y el deterioro del fondo de comercio de algunos grandes bancos. Los datos corresponden al Banco de España.

Si solo se examinan los datos de las 12 entidades financieras españolas que supervisa directamente el BCE, la rentabilidad desciende aún más. Es negativa en un 3,60%, según los datos del BCE publicados recientemente, y correspondientes a la misma fecha. El ROE de las entidades menos significativas y el ICO se situaba en el 4,68% en septiembre, mientras que el de las filiales en España de entidades extranjeras era del 282% y el de las sucursales en España de entidades de crédito extranjeras, del 10,29%.

Tras las destacadas provisiones, los resultados consolidados arrastraban números rojos de 4.793 millones de euros, de los que las pérdidas de la gran banca ascendían 5.958 millones, apenas mitigadas por el beneficio de 1.219 millones acumulado por el resto de entidades (677 millones de ganancias en entidades no significativas, 409 de filiales españolas de bancos extranjeros y 133 de las que operan bajo régimen de sucursal).

Un año antes la banca que opera en España acumuló unas ganancias de 14.774 millones.
Pese a los malos resultados por la fuerte carga de dotaciones, las entidades lograron mejorar su ROE frente al -7,46% que habían acusado en el segundo trimestre, cuando “se contabilizó un importante deterioro del fondo de comercio de algunas entidades”, recuerda el Banco de España. Un año antes esta rentabilidad ascendía al 7,12%. Además se aleja aún del 6,74% al que habían cerrado 2019. Hay que recordar que el coste de capital se eleva entre un 8% y 10%.

Mejora el ratio de eficiencia, hasta el 52,45%, frente al 52,67% de junio. Un año antes ascendía al 53,22% (cuanto más bajo menor). En cuanto a la morosidad, la tasa de dudosos del total de entidades volvía a caer y se situaba en el 2,92%, “su nivel más bajo desde el segundo trimestre de 2015%”, que es el primer periodo de referencia para la publicación de estas estadísticas. El ratio de capital de nivel ordinario (CET1) se situó en el 13,09% y el Tier 1, en el 14,49%. El ratio de capital total es el 16,52%, aumentando en casi 100 puntos básicos respecto a septiembre de 2019.

Normas
Entra en El País para participar