Banca

Ibercaja cambia su organigrama para impulsar la banca de empresas y su independencia

El banco aprobará en marzo su plan estratégico 2021-2023

Crea una nueva área de compañías

Sede de Ibercaja en Zaragoza
Sede de Ibercaja en Zaragoza

Ibercaja se mantiene fiel a su política de seguir en solitario. No quiere oír hablar de fusiones, y sigue apostando por abordar su futuro como una entidad independiente, y así queda reflejado en su nuevo plan estratégico 2021-2023 que aprobará previsiblemente en marzo, según fuentes de la entidad aragonesa.

De momento, ha diseñado una nueva estructura con la que pretende reforzar su negocio de empresas, tras crear un área de banca de empresa, que estará dirigida por Teresa Fernández Fortún, anterior directora de personas, cargo que ocupará ahora Ana Sangrós. La empresas y el negocio de su grupo financiero (seguros, planes de pensiones y fondos de inversión).

Esta pata del negocio, de hecho, también sufre cambios, Luis Miguel Carrasco se convierte en el nuevo responsable de esta división, mientras que su veterano antecesor, Rodrigo Galán, pasa a ser dirección adjunto del consejero delegado, Víctor Iglesias. Galán han mantenido una "larga y fructífera trayectoria al frente del Grupo Financiero", explican en la entidad.De hecho, fue el impulsor del salto del grupo en gestión de activos.

La nueva estructura de la entidad, con la que quiere crecer en solitario en los próximos ejercicios, pese a la caída de la economía como consecuencia de la pandemia, contará, además, de con una dirección adjunta al CEO, con nueve direcciones de área y dos direcciones que dependerán directa del consejero delegado.

Tras la aprobación de la fusión de Unicaja y Liberbank el 29 de diciembre, los focos del mercado se depositaron en Ibercaja y Banco Sabadell, como próximas entidades a protagonizar procesos de fusión.

Las especulaciones se dispararon un día después tras asegurar tanto Manuel Azuaga, presidente de Unicaja, como Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, que la nueva entidad financiera resultante de esta fusión estaba abierta a otras integraciones.

Pero Ibercaja rechaza esta posible invitación. Más desde que tiene aún margen para tener que salir a Bolsa. La fecha inicial ahora es 2022, pero no se descarta que se amplíe tras alargarse los estragos de la pandemia.

El nuevo organigrama también amplía las competencias de la dirección del área financiera, que continua a cargo de Antonio Martínez, que asume además las funciones de información corporativa y análisis de gestión.

Raquel Martínez mantiene la dirección de riesgo de crédito, a la que se incorporan las funciones de gestión de activos inmobiliarios. Francisco Serrano, secretario general y director general adjunto, José Ignacio Oto, director de la red de oficinas, y Nacho Torre, director de marketing y estrategia digital se mantienen en sus cargos.

Normas
Entra en El País para participar