Banca

El Banco de España avisa de la contracción de la oferta de crédito

Las entidades financieras endurecen las condiciones de financiación

Fachada del Banco de España.
Fachada del Banco de España. EFE

El deterioro de las perspectivas económicas para 2021 provocó que la banca endureciera las condiciones de concesión de préstamos en el tramo final de 2020, según la encuesta del Banco de España. Además del endurecimiento crediticio por el lado de la oferta, el Banco de España detecta también un retraimiento de la demanda de préstamos.

La dinámica, compartida en el conjunto de la zona euro, se espera que se prolongue durante 2021:las entidades esperan un nuevo endurecimiento de los criterios de concesión de financiación a empresas y una estabilidad en la financiación a los hogares, aunque también anticipan un descenso de las solicitudes de préstamos, salvo para la financiación de consumo de las familias.

Los datos arrojan la caída de la oferta crediticia en la mayoría de los segmentos del mercado. "En el cuarto trimestre de 2020, se habría producido una cierta contracción de la oferta de crédito, debido al aumento de los riesgos percibidos por las entidades financieras, vinculado al deterioro en las perspectivas, tanto sobre la situación económica general como sobre la solvencia de prestatarios y sectores concretos. Ello habría afectado a los criterios de concesión y a las condiciones aplicadas", indica la autoridad monetaria.

Pese a las mayores exigencias tanto a las empresas como en los préstamos al consumo, la oferta de hipotecas se mantuvo sin cambios, debido a la fuerte competencia, indica del Banco de España. Ello favoreció una leve relajación de los criterios de concesión. Aun así, de acuerdo con las percepciones de las entidades financieras, la demanda de fondos para la adquisición de vivienda se redujo ligeramente entre octubre y diciembre de 2020, debido, sobre todo, al descenso de la confianza de los consumidores.

Morosidad

La perspectiva de que la morosidad siga creciendo en los próximos meses también hará que las entidades sean más prudentes a la hora de conceder financiación en la primera mitad de 2021. Los bancos apuntan a que "la evolución observada y prevista de esta ratio favoreció un endurecimiento de la oferta a empresas y a los hogares para consumo. Tanto en España como en la UEM se anticipa una posible prolongación de estos efectos durante el primer semestre de 2021".

Esto contrasta con la relajación que se vio durante la primera mitad de 2020 tanto en los criterios de concesión de préstamos como en las condiciones aplicadas a los préstamos con avales públicos. El fuerte crecimiento de los créditos ICO provocó, no obstante, que en este periodo se contrajera la oferta sin garantías del Estado.

Normas
Entra en El País para participar