Infraestructuras

Heathrow pierde la corona entre los aeropuertos europeos en favor de Estambul

La infraestructura turca cerró 2020, su primer ejercicio completo, con 23,4 millones de pasajeros

Viajeros en la zona de llegadas del aeropuerto de Londres-Heathrow.
Viajeros en la zona de llegadas del aeropuerto de Londres-Heathrow.

El aeropuerto londinense de Heathrow ha perdido en 2020 su trono entre los aeropuertos europeos, severamente afectado por las restricciones a volar durante la pandemia. Su caída de tráfico el año pasado está en el entorno del 73%.

El nuevo líder por volumen de tráfico es el aeropuerto internacional de Estambul, finalizado en la primavera de 2019 y que ha alcanzado los 23,4 millones de usuarios en su primer ejercicio completo de operaciones.

Otro de los habituales en el top 3, París-Charles de Gaulle, también ha sucumbido a la crisis sanitaria y podría perder el segundo puesto obtenido en 2019.

Las cuarentenas para cambiar de país, la exigencia de pruebas PCR negativas para volar o, en ocasiones, el cierre de fronteras, se han sumado al propio temor a los contagios y han dejado en mínimos el tráfico aéreo. En el caso de Londres, las últimas decisiones han sido la de ampliar el requisito de aislamiento a personas procedentes de terceros países europeos o frenar por completo la llegada de aviones desde Latinoamérica.

La mayoría de los aeropuertos de Europa occidental, como los de Fráncfort, Ámsterdam, Madrid o Barcelona, han visto despeñarse el tráfico más de un 70% en el año de la Covid-19. Han aguantado con menores descensos la citada plaza de Estambul y el aeropuerto de Moscú Sheremetyevo.

Normas
Entra en El País para participar