Energía

Ribera estudia crear un “colchón” para mitigar los picos del precio de la luz

La ministra recuerda que España está en plena transición energética

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.
La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. EFE

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha admitido este jueves la posibilidad de crear un mecanismo que actúe como "colchón" para mitigar el impacto de los picos del precio de la electricidad como los que se han producido estos días, para los consumidores más vulnerables. En una entrevista en Radio Nacional, Ribera ha pedido "prudencia" y ha recordado que España está en plena transición energética, y que el objetivo es conseguir "precios estables y razonables" y facilitar que una mayor variedad de generadores puedan operar en el mercado.

Los precios de la electricidad en el mercado mayorista han alcanzado durante la tormenta Filomena niveles desconocidos desde el año 2002, llegando a los 95 euros del pasado viernes. En términos horarios se superaron los 121 euros, también el viernes. Estos precios supondrán un alza en la factura media de la luz en torno a un 20% para los primeros días del mes, si bien a medida que la climatología se modera, también lo hacen los precios.

"Hemos avanzado mucho, pero aún quedan detalles", ha indicado Ribera, "como los relativos a los consumidores vulnerables y a la transformación del sistema en que se produce y se vende la energía, pensado para una generación con costes altos, pero que pueden ser más bajos, como se ha visto con las renovables, y eso requiere una adaptación "con distorsiones puntuales que hay que corregir", dijo.

El aumento de la demanda por el frío (un 15% según REE), la menor aportación de las renovables durante el temporal de nieve y la necesidad de usar en mayor medida combustibles fósiles (también encarecidos) para la generación han desatado la subida. No obstante, para el día 15 el precio del megawatio (que se fija con un día de antelación) estará en 78 euros de media, con un pico de 98 euros. Los precios, en todo caso, están muy por encima aún de los de diciembre pasado, cuando la media diaria no superó los 50 euros ni el máximo los 70.

Ribera ha admitido, en cualquier caso, que cualquier modificación en el mercado es "complicada y delicada" porque no se puede apartar del marco común fijado en la UE, por lo que lo que haga el Gobierno "tiene que ser sólido desde el punto de vista jurídico y de la confianza de los inversores, actores energéticos y del consumidor".

Preguntada por la posibilidad de reducir el IVA de la factura energética para los más vulnerables como se hace en otros países de la UE, Ribera se ha limitado a recordar que el Gobierno trabaja para identificar el consumo mínimo de agua y energía y cuando tenga los datos decidirá si "darle tratamiento fiscal diferente" o algún otro tipo de ayuda, como un bono social.

En cuanto a la investigación encargada a la CNMC sobre las configuración de las ofertas de las energéticas al mercado mayorista, ha recomendado "prudencia" hasta que el ministerio disponga de todos los datos de los técnicos del organismo de la competencia.

Normas
Entra en El País para participar