Alimentación

Carrefour retrocede en Bolsa tras el "no" del Gobierno francés a la oferta de Couche-Tard

El grupo canadiense ha ofrecido 20 euros por acción del gigante galo

Una clienta entrando a un establecimiento de Carrefour.
Una clienta entrando a un establecimiento de Carrefour. DPA vía Europa Press

Las acciones de Carrefour retroceden por encima del 2% en la Bolsa de París un día después de que el grupo canadiense Alimentation Couche-Tard anunciara una oferta de 20 euros por acción para hacerse con el gigante de los hipermercados, valorando el 100% en 16.145 millones. Un precio un 30% por encima del valor de los títulos de Carrefour al cierre de la sesión del martes, y un 14% sobre el precio al que cerró ayer, 17,5 euros, tras subir un 13%.

La caída llega después de que el Gobierno francés haya mostrado su oposición frontal a una hipotética compra del grupo de distribución por parte de una compañía extranjera. Una postura que ya defendió anoche el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, y que hoy ha repetido en una entrevista a Reuters.

"Carrefour es una empresa muy fuerte y confío plenamente en que pueda mejorar su modelo y desarrollar una nueva distribución. El hecho de que Carrefour fuese adquirida por una compañía extranjera sería una gran obstáculo para todos nosotros", ha declarado Le Maire. También se ha pronunciado la ministra de Trabajo del país, Elisabeth Borne. "Estoy a favor de que no se cuestione la actual estructura accionarial de Carrefour y de permitir continuar con su estrategia, por lo que yo estoy en contra de una adquisición", ha dicho en declaraciones de Europe 1.

Ayer ya el propio Le Maire mostró su oposición frontal a la operación,aludiendo al hecho de que Carrefour es el primer empleador privado de Francia y "un eslabón fundamental en la seguridad alimentaria de los franceses", además de apuntar que esta estaba en juego. "Durante el primer confinamiento de la crisis del Covid-19, vi hasta qué punto la seguridad del suministro es vital para todos. El día que vas a Carrefour, Auchan o E. Leclerc y no hay más pasta, arroz o productos esenciales, ¿qué haces?", dijo  en una entrevista a France 5.

Además, recordó que sigue vigente un decreto que protege a las empresas francesas de inversiones extranjeras durante la pandemia, lo que le da derecho de veto a una posible adquisición por parte, en este caso, de Couche-Tard.

Mientras que Carrefour se disparó ayer un 13% en Bolsa, la compañía canadiense tuvo una jornada totalmente contraria, con un desplome de sus títulos del 10%, retrocediendo a mínimos de abril del año pasado.

Propietarios

Después de que ambas partes reconocieran el miércoles conversaciones que Carrefour definió como "muy preliminares", Couche-Tard anunció que había ofrecido 20 euros por cada acción del grupo francés, y que la mayor parte lo desembolsaría en efectivo. Carrefour aún no ha reaccionado a la propuesta.

La compañía de hipermercados, que tiene a España como su tercer mayor país tras Francia y Brasil, tiene el 61% de su capital en acciones que cotizan en Bolsa. Su accionista individual más relevante es la familia Moulin, propietaria de Galerías La Fayette, con un 12,62% de los títulos, seguida de Bernard Arnault, el dueño del gigante del lujo LVMH,con el 8,6%. Bank of America Merrill Lynch tiene otro 8%.

Por su parte, Couche-Tard tiene el 46,75% de los títulos en el mercado, y no tiene un accionista de referencia. Sin embargo, la división de las acciones en dos clases, A y B, decanta el poder de decisión hacia los cuatro fundadores del grupo, Alain Bouchard, Jacques D’Amours, Richard Fortin y Réal Plourde, que controlan el 67% de los derechos de voto de toda la compañía. Especialmente el primero, Alain Bouchard: él solo controla el 35%.

Normas
Entra en El País para participar