Tressis ve más valor en los bonos del Ibex 35 que en sus acciones

La firma advierte contra el exceso de optimismo instalado en el mercado

José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis, junto a Daniel Lacalle, analista jefe de la firma.
José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis, junto a Daniel Lacalle, analista jefe de la firma.

Tressis considera que hay un excesivo optimismo en los mercados y llama a sus clientes a la cautela y a mantener carteras muy diversificadas. La sociedad de valores entiende que, en España, hay más potencial entre los bonos de las compañías del selectivo Ibex 35 que en sus acciones. Especialmente en el caso de la banca, las petroleras y las compañías de telecomunicaciones.

"Entre los grandes valores del Ibex vemos más atractivos los bonos que las acciones. Estas compañías tienen más capacidad de reestructurar sus balance y de hecho lo están haciendo de una forma intesniva, lo que se refleja en los bonos. En cambio, tienen más difícil crear valor generando rentabilidad sobre su capital", ha justificado el economista jefe de Tressis, Daniel Lacalle.

En este sentido, Tressis cree que aunque algunas cotizaciones de la Bolsa española sean bajas y estén "baratas en términos absolutos" puede haber "trampas de valor". Así, no recomienda apostar por las acciones del sector financiero, el sector servicios y el turismo, ya que la recuperación de la crisis del Covid-19 se retrasará más de lo esperado.

"Hay sectores que se verán favorecidos en España, pero otros hay que dejarlos de lado. Hay que invertir de manera selectiva y estar preparados para algunos sustos", ha aseverado el consejero delegado de Tressis, José Miguel Maté, que ha pronosticado "picos de volatilidad" de nuevo para este año.


Sectores destacados

Entre los sectores beneficiados, Maté ha destacado las energías renovables y las industrias relacionadas con el sector farmacéutica. Cree que el sector ganador seguirá siendo la tecnología, como en 2020, con especial interés por la ciberseguridad, la gestión de datos, las videoconferencias, la inteligencia artificial, el internet de las cosas y las firmas digitales, entre otras.

Precisamente, sus carteras apostaron en 2020 por tendencias como la tecnología, la sosteniblidad y el cambio demográfico, que tuvieron muy buen comportamiento. Ofrecieron ganancias desde un 3% al perfil más conservador y cerca del 10% anual en su cartera más arriesgada.

Tras recordar la importancia de la diversificación en las carteras, Maté ha mostrado escepticismo en cuanto a introducir activos alternativos como capital riesgo entre inversores minoristas.

"Hay interés de entidades por colocar productos alternativos a los ahorradores. No es oro todo lo que reluce", ha zanjado. Tampoco valoran positivamente la inversión de particulares en criptodivisas por su alta volatilidad y su tendencia procíclica.

Por regiones, Tressis cree que la bolsa de Estados Unidos volverá a tener un mejor desempeño que la europea, a pesar de que los múltiplos ya son "muy exigentes". En las regiones emergentes, apuestan más por la renta variable asiática que la de Latinoamérica.

Normas
Entra en El País para participar