Inmobiliario

Neinor prevé un negocio de 4.500 millones tras acaparar el suelo de Quabit

Las empresas esperan la integración en abril o marzo

La operación, incluida deuda, está valorada en 370 millones

Neinor prevé un negocio de 4.500 millones tras acaparar el suelo de Quabit pulsa en la foto

La nueva Neinor Homes prevé un negocio de 4.500 millones de euros en los próximos años gracias a su cartera de terrenos tras absorber a Quabit. La compañía suma suelos para 7.000 viviendas, creando una cartera de 16.000 unidades, aunque de menor precio medio. Esas parcelas están valoradas en 2.000 millones (500 millones procedentes de la promotora madrileña).

La fusión por absorción de Quabit abre a Neinor el mercado de la vivienda a precios más asequibles, frente a su negocio tradicional de vivienda en el segmento medio-alto. Eso tendrá un impacto directo en el precio medio de venta, que pasa de los 330.000 euros a los 280.000 euros.

Con la operación también gana peso la ubicación de Madrid y Guadalajara, que supondrá el 35% de toda la cartera, lo que puede conllevar cierto riesgo de concentración en ese mercado. “Vemos la zona como el gran Madrid”, afirmó Borja García-Egotxeaga, consejero delegado de Neinor, quien en una rueda de prensa celebrada ayer apuntó a que ese Corredor del Henares es un importante polo económico de crecimiento y atracción de trabajadores, en gran parte por la logística ligada al comercio online.

Tras la integración, Neinor también se quedará por primera vez con suelos no finalistas (que no tienen permiso para urbanizarse y que por tanto tienen un valor muy reducido), que supondrán alrededor del 25% de ese portfolio.

De las viviendas que aporta Quabit para construir, 1.500 unidades aproximadamente podrían reforzar el negocio patrimonialista de Neinor de residencial en alquiler, que espera sumar cerca de 5.000 casas en arrendamiento en los próximos años. A corto plazo, la empresa vasca también mantendrá la constructora de Quabit, que realiza algunas obras internamente para la promotora, igual que lo hace la nueva división Neinor Works, creada por los problemas de las compañías de edificación para terceros debido a los sobrecostes en las obras. Neinor también avanzó que integrará a la plantilla de la inmobiliaria madrileña.

Fusión en marzo o abril

Las compañías esperan que las respectivas juntas de accionistas aprueben la fusión por absorción a finales de marzo o principios de abril.

Para abordar la absorción de Quabit, la cotizada vasca utilizará su autocartera (5,896 del accionariado según los registros de la CNMV) y posteriormente realizará una ampliación de capital. El consumo de capital, según sus responsables, “será muy bajo”, en torno a 60 millones. En total, la inmobiliaria vasca valora la toma de Quabit en entre 360 y 370 millones.

En esta operación, los accionistas actuales de Quabit tendrán únicamente un 7% del capital de la nueva Neinor, ya que es una compañía duramente castigada en Bolsa por los problemas financieros y con dificultades por cumplir el plan de negocio, tal como se comprobó tras aplicar varios profit warning.

Los inversores recibieron ayer positivamente la operación, provocando un alza del 11,05% en las acciones de Quabit y de un 2,73% en el caso de Neinor. García-Egotxeaga precisamente señaló que Quabit “operaba con ciertas dificultades por la tensión financiera” y “el valor muy castigado” en Bolsa como razones para realizar la operación, ya que se abría “una oportunidad única” para hacerse con ese negocio.

Esa oportunidad pasa por la fortaleza de Neinor para reestructurar la complicada situación financiera de Quabit. Primeramente se ha conseguido, previo al anuncio de la transacción, una quita de deuda de entre 45 y 50 millones de euros de deuda. Igualmente ha llegado a un acuerdo con el principal acreedor, el fondo Avenue, para cancelar la deuda de 85 millones y aportando un suelo de Mijas, ya que este acreedor dispone de una exposición en el pasivo de Quabit de alrededor de 130 millones.

“Hemos llegado a acuerdos de financiación con acreedores de alrededor del 50% de la deuda, para el 20% tenemos un preacuerdo y con el resto no sentimos cómodos porque es banca española con la que ya trabajamos”, afirmó Jordi Argemí, consejero delegado adjunto y director financiero de Neinor.

Normas
Entra en El País para participar