'Fintech'

La británica Checkout.com capta más de 370 millones y es valorada en más de 12.330 millones

La ronda de financiación ha sido liderada por Tiger Global Management, y en ella participan también Greenoaks Capital y todos los inversores actuales. La firma abrirá este año oficinas en Nueva York y Denver

Guillaume Pousaz, CEO y fundador de Checkout.com.
Guillaume Pousaz, CEO y fundador de Checkout.com.

La fintech británica Checkout.com, que ofrece una plataforma de servicios financieros y pagos, ha cerrado una ronda de financiación de Serie C por  450 millones de dólares (más de 370 millones de euros). La compañía ha sido valorada en 15.000 millones de dólares, lo que la convierte en la cuarta mayor fintech a nivel mundial y en la empresa con respaldo de capital riesgo más valiosa de EMEA, según ha detallado la propia empresa, que sigue expandiéndose por todo el mundo.

La operación ha sido liderada por Tiger Global Management, firma inversora en tecnología con sede en Nueva York que se asocia con emprendedores dinámicos que gestionan compañías de gran crecimiento y líderes en el mercado, como Facebook, LinkedIn, Spotify, ByteDance o JD.com. También han participado Greenoaks Capital y los actuales inversores: Insight Partners, DST Global, Coatue Management, Blossom Capital, Endeavor Catalyst y Sovereign Wealth Fund GIC.

Con un total de 830 millones de dólares recaudados en los últimos dos años el efectivo disponible en Checkout.com representa uno de los balances financieros más sólidos de todas las fintech globales, según sostiene la propia compañía, que defiende que ello refuerza su posición como socio financiero para los comercios. La captación de fondos también permite a la entidad regulada en numeros mercados realizar inversiones estratégicas continuas y desarrollar productos, como la solución de pagos Checkout.com, que experimentó un crecimiento exponencial durante 2020.

En junio de 2020, Checkout.com anunció una ronda de serie B, que valoraba la empresa en 5.500 millones de dólares y fue liderada por el fondo tecnológico Coatue Management. El pasado año, la compañía anunció las adquisiciones de ProcessOut y PinPayments, así como una inversión estratégica en Thunes.

“Los pagos afectan a todo, desde el ciclo de vida del cliente hasta la capacidad de una empresa para entrar en nuevos mercados o lanzar nuevos productos", sostiene Guillaume Pousaz, CEO y fundador de Checkout.com. El directivo asegura que esta última ronda de financiación refleja "la posición de liderazgo de la compañía en el mercado y la envergadura de nuestras aspiraciones". Pousaz añade que los nuevos inversores de la compañía aportan una amplia experiencia en pagos, tecnología y escalado de empresas, "elementos cruciales para la siguiente etapa de nuestro crecimiento".

Entre sus clientes están Coinbase, Pizza Hut, H&M, Grab, Klarna, Telegram y las españolas Mango y Glovo.

Un estudio de McKinsey & Company destaca la dimensión de la oportunidad en el sector de los pagos, con unos ingresos totales procedentes de pagos globales que alcanzaron algo menos de 2 billones de dólares en 2019. Además, un reciente informe de Checkout.com en colaboración con Oxford Economics reveló el gran reto al que se enfrentan muchos comercios, con 20.300 millones de dólares perdidos por pagos falsamente rechazados solo en 2019 y más de 12.700 millones de dólares en compras que pasan del comercio elegido como primera opción por el cliente a sus competidores. Además, los clientes que abandonaron completamente una compra online prevista generaron más de 7.600 millones de dólares en oportunidades perdidas a los comercios.

Checkout.com, con su sede central en Londres, señala en una nota que ellos abordan estos problemas al ofrecer a las empresas  herramientas más proactivas para conseguir mejor rendimiento y mayor control a través de funciones avanzadas de datos, herramientas para la gestión del fraude y un sistema de generación de informes exhaustivos.

Pousaz destaca que la plataforma unificada basada en la nube de su compañía permite a los comercios gestionar los pagos a escala, "al tiempo que logran mejores tasas de rendimiento y aceptación de pagos en todo el mundo". Entre las empresas que utilizan su solución para el comercio electrónico están Victoria's Secret, L'Occitane y The Hut Group. En la región de Iberia, la firma tiene oficinas en Oporto y Barcelona y tienen como clientes a varias multinacionales españolas, como Mango y Glovo, así como la portuguesa Farfetch.

Aunque los beneficios de Checkout.com procedentes de las operaciones actuales seguirán reinvirtiéndose para impulsar el crecimiento futuro, la nueva financiación se utilizará para aumentar aún más su balance financiero e impulsar nuevas oportunidades innovadoras.

Además del anuncio de la ronda de financiación de Serie C, Checkout.com ha desvelado hoy la apertura de una oficina en Nueva York y otra en Denver para responder a la creciente demanda de soluciones de pago empresariales en EE UU. La empresa se lanzó por primera vez en este país en 2017 y opera ya en San Francisco. Checkout.com también planea contratar a 700 personas más en todo el mundo a lo largo de este año.

La compañía planea contratar a 700 personas más en todo el mundo a lo largo de este año.

"La ronda de financiación se produce en un momento en el que la economía global mira más allá de la pandemia por COVID-19. Aunque muchas organizaciones han confiado históricamente en sistemas de pago iguales para todos los negocios, la necesidad de mejorar el rendimiento, obtener transparencia en los pagos y extraer información valiosa de los datos se está convirtiendo cada vez más en una ventaja competitiva", sostienen los responsables de la compañía británica. La plataforma de Checkout presume de poder dar tanto soporte a pagos como a cobros globales.

Scott Shleifer, socio de Tiger Global Management, cree que Checkout.com está tomando posiciones para ser una plataforma tecnológica líder en el sector mientras el cambio al comercio digital se encuentra aún en las primeras etapas. La compañía vio aumentar su demanda tras los confinamientos debido al coronavirus, que impulsó un mayor uso de los pagos electrónicos. De hecho, otras fintech cerraron importantes rondas de financiación en 2020. Es el caso de N26, Mollie, Satispa, Qont, Tin, Revolut o Klarna. Las tres últimas captaron el pasado año 175 millones de euros, unos 475 millones y casi 700 millones de euros, respectivamente.  

Checkout.com elevó sus ingresos totales un 96% en 2019 hasta situarse en 146,4 millones de dólares, frente a los 74,8 millones de dólares de 2018. La empresa de tecnología de pagos en la nube asegura haber triplicado el volumen de pagos procesados en el año 2020, y afirma que ha añadido en los últimos 12 meses más de 500 nuevos clientes empresariales, entre los que se incluyen Coinbase, Pizza Hut, H&M, Grab, Klarna, Telegram, además de Farfetch.

Normas
Entra en El País para participar