Vodafone rediseña la producción de Matarromera con tecnología del IoT

Implanta su plataforma en Bodega Emina Ribera para mejorar los procesos

Bodegas Emina.
Bodegas Emina.

Vodafone España ha iniciado la implantación de un macroplan basado en la tecnología del internet de las cosas (IoT) para la gestión de las actividades de producción de Bodegas Familiares Matarromera.

Así, durante el año 2020, ambas compañías han implementado un proyecto tecnológico basado en el Internet de las Cosas o IoT (por sus siglas en inglés) en Bodega Emina Ribera, situada en Valbuena de Duero (Valladolid), con el objetivo de mejorar en eficiencia energética, control de costes y prevención de riesgos, al tiempo que le posicionan como una de las empresas vinícolas más sostenibles gracias a esta transformación digital de su modelo de actividad. La intención es extender este modelo a otras bodegas.

Las principales áreas impactadas en este proyecto son la gestión energética, para conseguir controlar los costes y rendimiento en agua, gases, electricidad, y sistemas térmicos calor y frío; el control del mantenimiento en las distintas sedes, especialmente en las bodegas, además del control de la sala de barricas, donde la humedad y la temperatura pueden modificarse en remoto sin necesidad de estar en las salas; el seguimiento de la uva en la bodega, desde que entra en las instalaciones hasta el final del proceso, y que permite tener mantenimiento predictivo en todas las maquinas que tratan la uva para evitar rotura de equipos; la zona de embotellado, donde los operarios supervisan el proceso y tienen el control total sobre las máquinas y sus posibles incidencias; y el control preventivo de posibles riesgos laborales.

En sus operaciones, Vodafone provee de una única plataforma de gestión de datos, en la que se integra toda la información de esos dispositivos conectados y permite a la bodega tener un mayor control de todos sus procesos productivos, como el de recogida de la uva o el embotellado, y evitar tanto sobrecostes como impactos en el medio ambiente.

Además, según la compañía, los datos recabados ayudan a la empresa a reconsiderar cómo pueden mejorar los procesos en un futuro.

Bodega Emina, situada en el enclave de la DO Ribera del Duero, ha destacado siempre en su apuesta por la sostenibilidad. La operadora indica que es el primer centro integral de desarrollo sostenible del sector vinícola, además de la primera empresa española con certificación AENOR que mide su huella de carbono, tanto de sus vinos, como de la propia organización.

“Además de utilizar un sistema de autogestión energética con placas solares, caldera de biomasa y depuradora de agua, desde sus inicios ha adoptado las tecnologías necesarias que hacen el proceso de producción del vino más eficiente y sostenible. Gracias a esta eficiencia obtenida en los procesos productivos, se impulsa el modelo de economía esférica de la compañía basado en el valor que ésta aporta a la sociedad, y a su apuesta decidida por la sostenibilidad”, explica la operadora.

Este modelo productivo crea valor con el mínimo impacto medioambiental y de costes al estar basado en tres pilares: producción circular, diversificación y sostenibilidad. De esta forma, por ejemplo, la línea de cosméticos ESDOR, creada por la compañía se elabora a partir de los restos obtenidos del proceso de producción del vino.

Este proyecto forma parte de la estrategia de sostenibilidad de Vodafone que tiene como objetivo facilitar a sus clientes empresariales soluciones tecnológicas que minimicen su impacto medioambiental.

“Desde Vodafone hemos creído desde el primer momento en este proyecto, guiado por el compromiso de Bodegas Familiares Matarromera por la sostenibilidad y la economía circular. Es un ejemplo claro en el que la tecnología se convierte en un facilitador para que toda una industria desarrolle su labor de una forma más eficiente al mismo tiempo que impulsa el respeto por el ecosistema en el que impacta principalmente su actividad. Y una vez más, esta eficiencia es impulsada por IoT, un aliado para la empresa como para el medio ambiente”, señala Daniel Jiménez, director general de Vodafone Business.

El IoT se ha convertido en una de las áreas claves de crecimiento para Vodafone y el conjunto de las grandes operadoras. En este sentido, Vodafone España sumó 518.165 líneas en este segmento durante el último ejercicio fiscal, y alcanzó 2.753.278 de líneas activas.

Normas
Entra en El País para participar